En otras oportunidades, hicimos referencia a palabras de otros idiomas que no tienen un equivalente exacto en . Esta vez, vamos a hablar de palabras que solemos usar en , pero que la RAE y la Fundéu sugieren utilizar en .

El Diccionario panhispánico de dudas (DPD) indica que el término en inglés backup debe traducirse por copia de seguridad, (copia de) respaldo o (copia de) resguardo. Además, sugiere sustituir hardware por expresiones españolas como equipo (informático), componentes o, en contextos muy especializados, soporte físico. Esta última opción es el opuesto de soporte lógico, una de las opciones con las que el DPD sugiere reemplazar software; las otras son programas (informáticos) y aplicaciones (informáticas).

El sufijo -friendly es otra expresión que se suele usar con mucha frecuencia en español: user-friendly, pet-friendly, kid-friendly. La Fundéu sugiere reemplazar este anglicismo por amigable (amigable con las mascotas) o por expresiones alternativas según el contexto. Por ejemplo, user-friendly puede ser fácil de usar; ozone-friendly, respetuoso con el ozono; kid-friendlyapto para niños y print-friendly, versión imprimible.

Otra palabra que usamos siempre en inglés es marketing. En la última edición del Diccionario de la lengua española, la encontramos registrada en cursiva por ser un término extranjero, y su definición nos refiere a mercadotecnia, el equivalente en español que la RAE sugiere emplear. En relación con este término, también tenemos cross selling, anglicismo para el que la Fundéu sugiere la expresión venta cruzada.

Si bien bypass y stent suelen aparecer bastante a menudo en los documentos científicos, tienen en español: baipás y estent, respectivamente. En el caso de baipás, la Fundéu explica que el Diccionario de términos médicos (Real Academia Nacional de Medicina, España) registra también el término derivación, pero que prefiere usarlo para referirse a la derivación vascular o a la derivación coronaria.

Como estas, hay muchas otras expresiones que usamos en inglés aunque tengan traducción al español. Algunas veces, se debe al desconocimiento; pero otras no tiene que ver con eso, sino con el tipo de texto con el que estamos trabajando, el área a la que pertenece y su destinatario. En el caso de las traducciones, el idioma en el que empleamos los términos puede deberse a una preferencia del cliente. Si los dejamos en inglés, no debemos olvidar que los siempre deben resaltarse en cursiva.

Los invitamos a leer más sobre palabras que tienen traducción al español en nuestra entrada “El español de las redes sociales”.

Etiquetas: