Historia

La se fundó en 1713, gracias al Marqués de Villena Juan Manuel Fernández Pacheco. Su antecedente fue la Academia Francesa, creada en 1637 por el Cardenal Richelieu, pero la iniciativa de esta enriquecedora idea fue de Platón, ya que en Atenas funcionó la Academia de Platón, en donde enseñaron este filósofo y muchos más.

La necesidad de la Española surge en 1492 con el descubrimiento de América, ya que el pasa a ser utilizado en las nuevas tierras conquistadas por la población nativa que hablaba en su lengua indígena.

Sobre la base del trabajo de la Real Academia Española, se organizó el resto de las academias correspondientes de la lengua española, en este orden:

–    Colombia: 1871
–    Ecuador: 1874
–    México: 1875
–    El Salvador: 1876
–    Venezuela: 1883
–    Chile: 1885
–    Perú: 1887
–    Guatemala: 1887
–    Costa Rica: 1923
–    Filipinas: 1924
–    Panamá: 1926
–    Cuba: 1926
–    Paraguay: 1927
–    Bolivia: 1927
–    República Dominicana: 1927
–    Nicaragua: 1928
–    Honduras: 1948
–    Puerto Rico: 1955
–    Norteamérica: 1973

Academias asociadas:
–    Argentina: 1931
–    Uruguay: 1943

Recientemente la Academia Argentina de Letras dejó de ser “asociada” para pasar a ser “correspondiente”.

La Academia Boliviana

Esta institución cultural sin fines de lucro fue fundada el 25 de agosto de 1927, por Víctor Muñoz Reyes, Ministro de Instrucción y Ganadería, el senador Francisco Iraizós y el publicista Rosendo Villalobos, a raíz de la sugerencia del Presidente de la República Hernando Siles Reyes.

En virtud del Convenio Multilateral de Bogotá del 28 de julio de 1960, se reconoce el funcionamiento de la y de su Comisión Permanente. Asimismo, los gobiernos de cada país se comprometen a prestar apoyo a su respectiva academia a fin de que promover el desarrollo del idioma español y defenderlo de extranjerismos, y a brindarles una sede para cumplir con sus funciones. No obstante ello, durante los primeros años, esta academia funcionó con mucha precariedad: en los despachos públicos y privados de algunos de sus directores o en los domicilios de algunos de los académicos. Pero desde 1997, trabaja en la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia.

Bolivianismos

Algunos ejemplos son:

arrebatar(se) tr. Asustar alguien o algo a una persona. | 2. intr. prnl. Asustarse alguien.

artillero m. Hombre que, habitualmente, consume alcohol de baja calidad.

buzo, -a m. y f. Persona que delata mediante acusación o denuncia.

cato. m. Medida agraria equivalente a 1.600 m2. (catu).

corcho. sust/adj. Persona acostumbrada a adular a alguien para obtener algún beneficio. | 2. Persona acostumbrada a delatar por conveniencia o malicia. | 3. Persona aplicada en los estudios.

duraznera. f. Borrachera.

empoce. m. Depósito de dinero en una cuenta o entidad bancaria.

fregado, -a. adj. Referido a persona, que ha sufrido un contratiempo.

guardatojo. m. En las minas, casco protector.

hora boliviana. f. Momento tardío posterior al que se había convenido para una cita o para el comienzo de algo.

infame. m. Bebida preparada con aguardiente mezclado con agua o refresco.

jau. fórm. Se usa para dirigirse a una persona cuyo nombre se desconoce o no se recuerda.

kauka. f. Mentira, embuste. | 2. Panecillo de forma redondeada hecho con manteca.

larguero, -a. sust/adj. Persona latosa, fastidiosa, especialmente por hablar en exceso.

mamada. f. Mentira o engaño.

nota reversal. loc. sust. Acuerdo diplomático entre dos países.

ñusta. f. Mujer joven elegida como reina de un concurso anual de belleza, generalmente de carácter folclórico.

opear. tr. Tratar a una persona de tonta o poco inteligente.

palo blanco. loc. sust. Testaferro.

quitonear(se). tr. Disputar alguien una cosa u objeto apetecible. | 2. intr. prnl. Disputarse dos o más personas una cosa u objeto apetecible.

ralear. tr. Vender una mercancía al por menor.

sonso. m. Producto de repostería de forma circular hecho con harina de mandioca y queso rallado.

tabear. tr. Perjudicar mediante influencias y artimañas a alguien.

ustear. tr. Utilizar el pronombre usted para dirigirse a alguien.

wawa. f. Niño de corta edad.

yapado. adv. Además, adicionalmente. | 2. Con más peso del justo.

zancudo, -a. m. y f. Persona de constitución delgada. | 2. sust/adj. Persona que da muestras de ingenuidad, escaso entendimiento y falta de viveza.

Etiquetas:

2 Comentarios » for Academia Boliviana de la Lengua
2 Pings/Trackbacks para "Academia Boliviana de la Lengua"