La celebración de se festeja el según el , que es el que se sigue en el mundo occidental hoy en día.

Tradicionalmente, el calendario romano comenzaba el 1.º de marzo. En el año 47 a. C., Julio César modificó el sistema al crear el calendario juliano, en el que el año comienza el 1.º de enero. Posteriormente, el calendario gregoriano mantuvo la costumbre.

En la actualidad, la celebración de Año Nuevo es una de las principales celebraciones en todo el mundo. Además, gran parte de las discotecas realizan fiestas para celebrar la llegada del nuevo año.

En la cultura de Hispanoamérica existe una gran variedad de y para estas fechas, como forma de para el año entrante. Una de las más difundidas es descorchar una botella de champán a las 0:00 del 1.º de enero.

La está íntimamente relacionada con la celebración de Nochebuena, Navidad y Hannukah. Debido a la cercanía entre todas estas fiestas es que en gran parte del mundo se considera a la última semana del año como inicio del período de vacaciones, ya sea de invierno (en el Hemisferio Norte) o de verano (en el Hemisferio Sur).

Según la tradición judeo-cristiana, el 1.º de enero coincide con la de Cristo (al octavo día de su nacimiento), cuando recibe el nombre de (según el Evangelio de Lucas 2.21).

Etiquetas: