En el mercado actual de traducción, todos los traductores tratamos de sacar el mayor provecho de nuestro horario de trabajo y esto implica utilizar los programas de asistencia de traducción. Uno de estos programas, y probablemente el más conocido internacionalmente, es TRADOS.

Esta modalidad de trabajo (con un programa) almacena los segmentos de nuestras traducciones como unidades de traducción, que juntas conforman . El formato más usual de transferencia y manejo (léase lectura, revisión, etc.) de estas memorias de traducción es el archivo con la extensión TMX.

Este archivo puede leerse en diversos programas; por ejemplo, el programa Virtaal. En mi experiencia personal, recomendaría este programa para la lectura de memorias de traducción con no más de 5000 unidades de traducción. De lo contrario, la lectura del archivo TMX insume demasiado tiempo con respecto a otros programas con el mismo fin que se utilizan ampliamente en el mercado.

Otra aplicación utilizada para editar memorias de traducción en formato TMX es Search and Replace. La velocidad de lectura de memorias de más de 5000 unidades de traducción es óptima. Deseo destacar que el contenido de la memoria se ve en UN SOLO IDIOMA (el de destino o traducción – el original), por lo cual hay que recurrir a otro programa para tomar la decisión de cambiar una palabra con un alto porcentaje de repetición en un proyecto largo, ya que hay que evaluar si esa palabra tiene el mismo sentido y, por ende, la misma traducción en todos los segmentos en los que aparece. Search and Replace destaca la palabra o expresión que se busca en color rojo para facilitar su ubicación dentro del conjunto de segmentos de traducción o de texto original analizados.

El programa de manejo de archivos de memorias de traducción con la extensión TMX que recomiendo es Olifant. La velocidad de lectura de memorias de más de 5000 unidades de traducción es óptima y el contenido de la puede verse a dos columnas (verticales en la parte inferior de la pantalla, y horizontales en la parte superior de la pantalla), lo que facilita la toma de decisiones del traductor al momento de introducir cambios, pues observa el segmento original y su traducción al mismo tiempo y en la misma pantalla. Su sistema bicolor facilita la delimitación de segmentos de traducción y su lectura.

Ahora analicemos Apsic xBench, el programa que permite editar complejos paquetes de traducción. La enorme ventaja de este programa de amplia aceptación para los controles de calidad es que COMPARA el contenido del archivo TMX de la memoria de traducción con los segmentos de cada uno de los archivos traducidos del paquete a fin de controlar que a lo largo de todo el proyecto de traducción se haya respetado correctamente el contenido de la memoria.

Finalmente MemSource, el sistema de trabajo en nube, permite tener todos los recursos de trabajo en línea y juntos para que todos los traductores puedan usarlos al mismo tiempo. Es el Project Manager o coordinador del proyecto el que tiene el permiso para subir el archivo TMX al sistema. Una vez que el coordinador del proyecto le asigne al traductor el archivo TMX, el traductor verá en su pantalla de trabajo el archivo TMX ya listo para editarlo. Este sistema es gratuito, por lo que puede descargarse fácilmente desde su sitio web a computadoras con entorno Windows, Linux y Mac.

Etiquetas: