Históricamente ha existido una fuerte afinidad entre la ley británica y la estadounidense, con la consideración de los precedentes del Common Law como válidos a través de varios estratos del sistema legal estadounidense. Después de haber sido el responsable de la creación de la Magna Carta (uno de los documentos legales más importantes de la historia de la humanidad), es difícil no tomar con seriedad ciertos hitos en el ámbito del derecho anglosajón.

Lo que nos lleva a tratar el tema de una reciente innovación en los tribunales británicos, en los que un juez ha dictado una sentencia sin precedentes para denegar el de un que se ha resistido a que lo nombren en el periódico The Times of London (el que, utilizando el periodismo de investigación simple, descubrió su identidad por medio de un proceso de deducción).

El popular británico de NightJack, en el cual un oficial de policía activo generalmente publicaba artículos muy controvertidos burlándose de los superiores del departamento y brindando información confidencial en relación con las investigaciones en curso, ya no tendrá un blogger anónimo… ¡¡y esto ha provocado que muchos bloggers estén muy preocupados!!

La sentencia (que establecía que el blogger no poseía una “expectativa razonable” de anonimato) seguramente va a generar mucha conmoción entre los usuarios de Internet que publican artículos en los protegidos por el anonimato; incluso los comentarios que se dejan en línea van a disminuir, ya que dejarán de ser anónimos. En otro caso de un tribunal de Las Vegas, los fiscales han citado a un periódico por la publicación de nombres (y direcciones, números de tarjetas de crédito y demás información personal) de comentaristas anónimos que dejaron comentarios agresivos o amenazadores en el sitio del periódico.

Entonces, moraleja: no critique a sus jefes, no deje comentarios amenazadores en línea y, definitivamente, no finja tener una “expectativa razonable” de privacidad o anonimato en la Web.

Etiquetas: