En el momento de realizar una cotización, muchas veces nos encontramos con documentos que necesitan pasar por una etapa de DTP (previa o posterior a la traducción). ¿Qué es DTP (del inglés Desktop Publishing)? En el mundo de la traducción, podemos decir que es la creación o re-creación de documentos, poniendo particular atención en el diseño de los archivos fuente, el layout (diseño, maquetación o formato), las imágenes, tipografías utilizadas, etc. El objetivo es que el cliente reciba la mejor versión posible de los documentos, en un formato prolijo y de alta calidad.

Para dar un ejemplo, en muchos casos recibimos un documento en formato PDF que contiene páginas  escaneadas de algo que había sido fotocopiado anteriormente. En este caso, para poder cotizarlo correctamente, en primer lugar debemos convertir los archivos utilizando un software OCR. Una vez convertido a Word, procedemos a hacer el conteo de palabras para incluir en la cotización final. En estos casos, el documento Word que conseguimos suele estar en mal estado (saltos, palabras mal convertidas, sellos que no pueden convertirse, textos escritos a mano, entre otras cosas). Este proyecto necesitará una etapa de pre-DTP donde se quitarán los saltos de página y se acomodará el formato de texto lo mejor posible para que el traductor pueda comenzar con su trabajo. En la etapa de post-DTP, antes de entregar el archivo al cliente, el equipo de diseñadores se encargará de acomodar el texto y de asegurarse de que quede prolijo y lo más semejante posible a lo que envió el cliente en primera instancia. En esta situación, se cotizarían páginas sin source (fuente) porque el cliente mandó un archivo escaneado de una fotocopia.

Otro caso totalmente distinto para el cual necesitamos hacer uso de nuestro equipo de DTP es cuando los archivos a traducir están en formato , o Photoshop, entre otros. Para poder traducir estos archivos, primero necesitamos extraer el texto editable y, una vez traducido, enviarlo a DTP para finalizarlo y acomodar el nuevo texto dentro del archivo para hacer la entrega final al cliente. En este caso se cotizaría como páginas con source ya que el cliente mandó el archivo en su formato original.

El equipo de DTP también se encarga de cotizar y recrear las imágenes que pueden aparecer dentro de cualquier tipo de archivo (Word, PDF, InDesign, jpg., etc.). En este caso, los diseñadores se encargarán de re-crear dicha imagen en el idioma correspondiente manteniendo la misma calidad que el documento fuente.

En resumen, para asegurarnos de que el cliente reciba la mejor calidad, no solo de traducción sino del formato de archivo, en Trusted Translations contamos con un equipo especializado en DTP para realizar la mejor cotización .

 

Etiquetas: