Los son, según la definición de la , “abreviaciones de carácter científico-técnico y están constituidos por letras o por signos no alfabetizables”. En general, son establecidos por instituciones de normalización y tienen validez internacional. A la hora de redactar en , solemos hacernos varias preguntas con respecto a su escritura: si llevan punto o no, si se escriben antes o después de la cifra, si debemos usar mayúsculas o minúsculas… En esta entrada, encontrarán algunas recomendaciones de la RAE para usarlos de manera correcta.

Para empezar, es importante destacar tres características fundamentales:

  • Se escriben siempre sin punto: cm por centímetro, kg por kilogramo.
  • Nunca llevan tilde: (y no á) por área y ha (y no ) por hectárea.
  • No varían de forma en plural: 25 km por veinticinco kilómetros, 4 h por cuatro horas.

Con respecto a la ubicación, se escriben normalmente pospuestos a la cifra que acompañan y separados de ella por un espacio (14 in, 50 %), salvo el símbolo de grado, que se escribe pegado a la cifra (45°). Sin embargo, cuando hablamos de temperatura y se especifica la escala en la que se miden los grados, el símbolo se escribe separado (45 °F, 45 °C). En el caso de las monedas, el uso varía para y para los países americanos. En , los símbolos se escriben separados y pospuestos (33 €, 25 $, 50 ARS); en , antepuestos y unidos a la cifra (€33, $25), excepto el símbolo trilítero, que se separa con un espacio (ARS 50).

Es importante tener en cuenta que, para separar el símbolo de la cifra, debemos usar un espacio fino (también conocido como espacio duro o espacio de no separación). Este espacio hace que la cifra y el símbolo se comporten como un bloque y evita que queden en renglones diferentes. En MS Word, se hace con la siguiente combinación de teclas: Ctrl+Shift+Space.

El uso de mayúsculas y minúsculas varía según el caso. Los puntos cardinales se escriben siempre con mayúscula: N (norte), NE (noreste); también la primera letra de los símbolos de los elementos químicos: O (oxígeno), Na (sodio). Los símbolos de las unidades de medidas se escriben con minúscula; salvo los de las unidades que tienen su origen en nombres de personas, como N (newton, de Isaac Newton) o  W (vatio, de Jacobo Watt), y los de las que incorporan prefijos para formar múltiplos, por ejemplo, M- (Mega-) o T- (Tera-), con excepción de k- (kilo-), h- (hecto-) y d- (deca-). Los símbolos de los prefijos que se usan para formar submúltiplos van siempre en minúscula: d- (deci-), c- (centi-), m- (mili-).

Por último, es importante destacar que hay algunos símbolos que tienen su origen en la palabra en inglés, como ft (pie, del inglés foot), h (altura, del inglés height) o in (pulgada, del inglés inch), entre otros. Antes de escribir un símbolo, siempre es conveniente verificar que estemos utilizando el correcto. Si tenemos dudas, podemos consultar la lista de símbolos alfabetizables y la lista de símbolos no alfabetizables de la RAE.

Como dijimos al principio, la mayoría de los símbolos están normalizados y tienen validez internacional. La idea es que todos podamos reconocer un símbolo al verlo escrito y que, en caso de que no sepamos qué significa, sea más fácil consultar y saber qué representa.

Etiquetas: