Aunque al traducir al español la “contaminación” del inglés suele generar problemas más graves, no dejan de ser preocupantes las alteraciones en el sentido que provoca el mal uso del , ya que presenta un doble problema: uno y otro de .

Como bien saben quienes conocen la lengua inglesa, este idioma construye sus oraciones y frases colocando el núcleo (es decir, el sustantivo) al final de toda la . Sin embargo, la suposición generalizada de que se deben traducir los determinantes de derecha a izquierda no se cumple en todos los casos.

Un ejemplo simple es la frase hecha “safe and sound”, que se traduce por “sano y salvo” y no al revés. En este caso, esto se debe al difundido uso de la frase.

Otras veces, el núcleo se coloca en el medio, y se pone el adjetivo determinante más cercano después del sustantivo, y el resto de los antes. ¿Complicado de entender? Veamos el ejemplo: si yo digo en inglés “A big, black hunting dog”, puedo entender perfectamente que se trata de un “hunting dog” que, además, es “big and black”. Por ende, en español colocaré estos dos , que añaden información adicional, al principio, y el primero, que define de qué tipo de perro se trata, pospuesto. La frase final sería: “Un enorme y negro perro de caza”. Si prestamos atención, no estamos siguiendo el esquema de traducción tradicional, que va desde atrás hacia adelante. Es que si dijéramos “Un perro de caza negro y enorme”, aunque la idea se entiende, la frase pierde encanto. Es más claro en este caso: “Big blue eyes” suena mucho mejor como “grandes ojos azules” que como “ojos azules grandes” u “ojos grandes azules”.

Otro común en español es añadir la conjunción “y” en la enumeración, sobre todo cuando en inglés los adjetivos están separados por una coma. “A strange, hollow voice” se convertirá, entonces, en “una voz hueca y extraña”.

Por último, analicemos los adjetivos de relación, que en inglés pueden verse como calificativos comunes, pero que en español pueden sonar antinaturales y son reemplazados con una construcción nominal articulada por la preposición “de”. La siguiente es una lista de ejemplos muy útil:

her married name: su nombre de casada

mental hospital: hospital de psiquiatría

a French book: un libro de francés

congressional approval: aprobación de congreso

medical student: estudiante de medicina

Así que, traductores, ya sabemos: los adjetivos pueden traernos dolores de cabeza. Apelemos al sentido común y tratemos de pensar qué construcción suena mejor y mantiene el sentido del original antes de caer en errores innecesarios.

Etiquetas: