¿Quién no ha escuchado al menos una vez hablar de riesgo país, deudas públicas, de los agentes de la Bolsa de Nueva York, los balances o ingresos y gastos? La financiera con sus varias subdivisiones se hace sentir siempre más presente en el vocabulario y en la vida cotidiana, e requiere mucho más que antes la participación de recursos especializados, los traductores, editores y revisores de textos financieros.

Nativos del idioma de origen, con un excelente conocimiento de la traducción financiera y obviamente del inglés, estos traductores tienen que estar permanentemente actualizados sobre los movimientos económicos de las empresas y de los países, para poder transponer con la máxima precisión los análisis e los informes de los expertos.

Si bien la mayoría de ellos tienen títulos oficiales o han hecho cursos de , la razón principal por la cual vienen reclutados es el dominio del idioma fuente, dado que en la mayoría de los países, sobre todo en Europa, las empresas prefieren publicar sus estados financieros en su propia lengua. En un mundo globalizado, el servicio de los colaboradores lingüísticos se necesita para relacionarse fácilmente con las Bolsas nacionales o internacionales, con los inversores o en general, para ser accesibles a todos los que no conocen el idioma de ese país.

Formar un traductor confiable en finanzas es un proceso muy complejo sobre todo si la persona no está familiarizada con el manejo del lenguaje financiero y requiere una constante actualización e inversión a través de cursos especializados.

Los traductores financieros (no los podríamos llamar “recursos”, dado que este término utilizado en la traducción, en finanzas equivale a “los activos financieros”) se ocupan solamente del aspecto de los análisis de las empresas y dejan los valores numéricos sin tocar. Sin embargo, el trabajo de ellos viene facilitado por el uso de programas y plataformas de traducción siempre más avanzados que logran procesar una importante cantidad de informaciones prácticamente instantáneamente.

En estos casos, la mayor responsabilidad del recurso es detectar para después corregir las fallas y los errores que puedan presentarse, buscando las forma más claras y los términos financieros adecuados. Otra función importante es el trabajo de investigación y de estudio de los documentos en idioma materno con el objetivo de extraer, de la multitud de datos e informaciones, solo aquellos relevantes que interesan a los expertos y los analistas, que los van a usar luego para armar sus informes y sus estadísticas.

Trusted Translations es líder en traducciones financieras y cuenta con recursos especializados en varios idiomas para garantizar a sus clientes un excelente trabajo.

Etiquetas: