A los clientes que buscan traducir los contenidos creados para comunicar y promocionar sus productos y servicios suelo recomendarles contratar un servicio de ““. Les explico que se trata de un “” para evitar una literal y poder adaptar dicho contenido a la audiencia receptora del mensaje. De esta forma, nos aseguramos la “transmisión” del mismo en la forma más exacta posible, pero adaptado a la cultura de aquellos a los que buscan convencer de las bondades y beneficios de los productos que promocionan. En otras palabras, en realidad estamos ofreciendo un servicio de “” mucho mas completo que una mera “traducción“.
Sin embargo mi pregunta es: ¿no hay algo más básico y fundamental? La respuesta la he encontrado después de revisar múltiples traducciones de material de para los más variados productos y servicios. Un error común que encuentro es debido al hecho de que el traductor no se coloca “en los zapatos” de quien creó (desarrolló) dicho contenido.
La premisa fundamental es que no se es un “marketinero” eficaz sin las siguientes competencias: positivismo, e idealismo. Fíjense que primero de todo hablo de “positivismo”. Innumerables veces me he enfrentado con traducciones que expresan un negativismo ya sea implícito (y mas oculto) o francamente explícito (en el que se nota evidentemente una falta de atención del traductor). Es obvio que lo mas tramposo es lo implícito.
Muchas veces uno se da cuenta de cierta negatividad al releer la traducción, en general dentro de un contexto mucho más amplio de lo que trasluce en un simple segmento (¡bendita la hora en que desarrollamos las herramientas de software e institucionalizamos la “segmentación” como un beneficio para acuñar memorias de traducción!).
Paso a mostrarles un ejemplo: “Although O.C., Inc. is best known for the Splash, the Tricky Stone® is its longest running success”. Esto fue originalmente traducido como: “Aunque O.C., Inc. es conocida principalmente por el Splash, el Tricky Stone® es el que ha tenido un éxito más duradero.” Al mencionar otros productos dentro del mismo catálogo, pareciera que O.C., Inc.  se especializa en hacer productos que pueden ser exitosos, pero que tienen un corto ciclo de vida en el mercado; y que el único que superó este karma fue el Tricky Stone. En otras palabras, hay una connotación negativa encubierta.
Lo que el fabricante quiere decir es que el Tricky Stone es el producto más antiguo de la compañía que sigue disfrutando de un merecido éxito, a pesar de que existan productos más nuevos como el Splash que han tenido un éxito rotundo y que son los grandes responsables del posicionamiento de la compañía. En resumen, es una “historia de éxito” y no una “de derrota”. Una traducción más adecuada hubiera sido:  “Aunque O.C., Inc.  es conocida principalmente por el Splash, el Tricky Stone® es el producto exitoso de más larga data”.
Conclusión: antes de profundizar en la necesidad de un “creative writing” o una localización lingüística o cultural, traduzcamos desde la perspectiva del experto que desarrolló el contenido para tratar de transferir el mensaje que se quiere comunicar de la forma más fiel posible.

Etiquetas:

1 Comentario » for Consideraciones al traducir material de mercadeo
  1. Paul dice:

    Me parece muy interesante su blog, pero si le pusiera algunos videos creo que lo podria hacer un poquito mas activo.