Los que somos traductores conocemos muy bien las cualidades con las que debe contar un traductor profesional: amplio conocimiento del idioma fuente y del idioma meta, capacidad de , buen manejo del tiempo, saber redactar, saber preparar litros de café… Sin embargo, hay una cualidad en particular que es indispensable que tenga todo traductor que quiera convertirse en un verdadero profesional: la .

Se entiende por cultura general «al cúmulo de conocimiento que una persona dispone sobre distintos temas. Quien tiene buena cultura general cuenta con conocimientos de temática diversa, sin especializarse en algún sector en específico.» Es evidente que el traductor más leído y cultivado contará con más herramientas para encarar su tarea. Esta cualidad es aún más indispensable si se trabaja con textos que puedan contener referencias intertextuales, uno de los recursos más usados dentro de la cultura popular.

Por ejemplo, todos sabemos que en Los Simpson, hay incontables referencias a películas, libros y personajes históricos; a veces son tan sutiles que un espectador desatento los puede pasar completamente por alto. Uno de los ejemplos más célebres aparece en el tercer episodio de la cuarta temporada, en el que Homero y Bart representan el famoso poema de Edgar Allan Poe, El cuervo. Bart interpreta al cuervo y Homero, al protagonista del poema. En este capítulo, el es evidente: el narrador lee casi literalmente el poema, adaptando solamente algunos pasajes. Incluso aparece el busto del autor del poema. En un episodio de la séptima temporada, se reproduce casi al detalle la famosa escena en la tienda de armas de Pulp Fiction. En otras instancias, las referencias son menos explícitas. Para resolver un caso, el jefe de policía lee Ten Trite Tales, una parodia de los cuentos de Agatha Christie. También podemos ver a Marge leyendo Love in the Time of Scurvy (El amor en los tiempos del escorbuto), título que nos remite a El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel Carcía Márquez.

Muchas de estas referencias podrían perderse fácilmente en el proceso de traducción. El traductor debe contar con los conocimientos y la experiencia necesaria para transmitir fielmente todas las alusiones, ya sean sutiles o evidentes, al espectador. Por esta razón, el traductor tiene que tener curiosidad intelectual y nutrirse con conocimientos de diversos ámbitos para poder enfrentar cualquier tipo de dificultad que se le presente.

En Trusted Translations, nos esforzamos para que nuestros traductores cuenten con la experiencia necesaria para afrontar cualquier tipo de material, además de animarlos a que se informen y se especialicen en algún área en particular.

Etiquetas: