En , a diferencia de lo que ocurre en , se utiliza el ante un predicado genérico. El desempeña su papel esencial, una singularización de un objeto cualquiera de entre los de la clase designada por el , posibilidad que no existe en , que coloca el artículo en ambos casos. La individualización se hace patente –y, en español, el artículo se vuelve necesario- cuando el sustantivo va acompañado de un .

No se utiliza en español cuando en inglés se encuentra ante “hundred”, “thousand”, “certain”, “such”, “what”, “as” y “of”.

Otro caso de divergencia: la omisión del artículo en inglés donde el español prefiere utilizar el artículo .

También se produce ante tratamientos, cargos y títulos profesionales (cuando no están situados en aposición). Así como en expresiones preposicionales, como algunas que preceden a que indican lugares específicos o tienen una función adverbial. Y ante de personas o geográficos con adjetivo. En español, son femeninos todos los acabados en a átona.

Tampoco se utiliza el artículo en inglés, a diferencia del español, ante la expresión de porcentajes.

El inglés utiliza con mucha frecuencia la ausencia de artículo en el de cantidades indeterminadas, donde en español es necesario el artículo definido.

Etiquetas: