Es sabido que el es una de las lenguas europeas más difíciles para aprender como idioma extranjero, con su extenso vocabulario, estructuras complejas, sus palabras larguísimas, declinaciones, etc.

En el mundo de las traducciones, el alemán es una de las lenguas más caras, puesto que realmente requiere de mucho esfuerzo y dedicación para poder empezar a entenderlo y lograr comunicarse.

Es por esto que siempre es muy conveniente tener una buena base de conocimiento sobre este idioma antes de visitar , ya que los tiempos de aprendizaje son largos. Idealmente es una buena idea estudiar el alemán por uno o dos años en el país de origen, y luego visitar el país para perfeccionar lo aprendido.

Muchos estudiantes saben que el alemán tiene distintos dialectos, pero uno tiende a imaginar que se trata de tonadas diferentes o jergas locales en cada provincia del país, pero no, los dialectos suelen ser una pesadilla… ¡incluso para los mismos alemanes!

Las diferencias del lenguaje entre una región y otra pueden ser tan extremas que lo más común es que los habitantes de las diversas ciudades alemanas no se entiendan entre ellos cuando cada uno habla en su . Y esto sucede también en y . El alemán suizo (switzerdütsch) es, de hecho, una de las versiones más imposibles de entender para los que no nacieron allí. Los alemanes necesitan subtítulos cuando ven programas suizos. Y ni hablar de los pobres estudiantes extranjeros. Es muy frustrante haber estudiado por años, con buenas notas y certificados, y llegar al país y no entender casi nada.

Los dialectos del sur, (de Baden-Württemberg) y (de Bavaria) son un claro ejemplo de esta distorsión. Usan palabras distintas, no pronuncian muchas letras y suelen hablar bastante cerrado. La lista de dialectos es larga y a su vez éstos tienen distintas versiones. Da la impresión de que uno se encuentra con un nuevo dialecto cada vez que cruza la calle. Tal vez uno de los más fáciles de entender es el alemán austríaco (österreichisch), ya que hablan más pausado y con una interesante melodía italiana de fondo.

La buena noticia es que existe un alemán neutro () que cualquier alemán puede hablar al darse cuenta que la otra persona no es de su ciudad. Esta es la versión oficial que se aprende en los institutos y (por suerte) es el común denominador entre todas las regiones.

Si desea conocer los costos y tiempos de traducción de textos en alemán (neutro, o en cualquiera de sus dialectos), por favor comuníquese con nuestros vendedores quienes le ofrecerán toda la información necesaria.

Etiquetas: