Cuando tenía 15 años y aprendía a conducir, tuve la oportunidad de manejar una camioneta pick-up con transmisión manual. Pero mis intentos de cambio de marcha eran tan desastrosos que pronto fui relegado a compartir la furgoneta automática de mi madre.

 

Alrededor de un año después, oí una conversación sobre el funcionamiento interno de un mecanismo de embrague. Decidí buscar “transmisión manual” en las fichas de la biblioteca local y, después de leer un breve artículo sobre el tema, pude conducir un automóvil manual de inmediato. Saber cómo funcionaba la transmisión manual me permitió liberarme de la tiranía de tener que desplazarme en una furgoneta deportiva de mamás. El era poder.

 

¿Qué tiene esto que ver con los clientes de las agencias de traducción?

 

Usted se sorprendería, pero los diferentes tipos de documentos con los que usted lidia todos los días, cada uno tiene su propio idioma, con sus elementos, reglas, funciones y mecánica. A menudo, los lingüistas, programadores y diseñadores gráficos tienen que mirar un documento como un juguete Tinker o un rompecabezas mecánico.

 

Por ejemplo, un documento como un volante o una presentación de Powerpoint está plagada de elementos de , tales como el espacio en blanco, tipos de letra, pesos de fuentes, espaciado, interletraje, disposición, color, imágenes y gráficos. Sí, hasta los espacios en estos documentos tienen significado y función. Las tareas de cómo crear y manipular estos elementos puede ser mejor dejárselas a un diseñador gráfico, pero saber cómo ellos hacen un documento más eficaz puede ayudar a cualquier persona a usarlo mejor.

 

Los documentos legales son otro buen ejemplo del utilizado mecánicamente. Son básicamente una colección de fórmulas y postulados, cada uno tiene un objetivo específico, al igual que los métodos y las funciones en un de programación informática. Piezas clave de información, nombres, números, lugares, pueden ser considerados como los parámetros que se procesan en una aplicación informática.

 

Desde el punto de vista del cliente que busca contratar un servicio de traducción, analizar un documento de esta manera puede significar una diferencia real. Serán capaces de pedir exactamente lo que necesitan, y ellos sabrán exactamente qué esperar a cambio. Ya se trate de pacientes médicos, un estudio de abogados, artistas o empresarios, ellos sabrán cómo obtener soluciones hechas a medida.

 

Desde el punto de vista de una agencia de traducción, observar los documentos de esta manera significa adquirir una gran variedad de conocimientos y recursos para ser flexible y eficiente. Nuestra área de es cómo manejar la lingüística y el diseño de los documentos en todos los contextos imaginables. Tenemos que estar preparados para todo.

 

El lenguaje, al igual que la mecánica, tiene bloques de construcción simples que la mayoría de nosotros puede reconocer, pero un sinnúmero de aplicaciones diferentes. Ser capaz de desglosar estos problemas y entender cómo funcionan es la clave de nuestro éxito.

Etiquetas: