19844224.thb_-150x150¿Alguna vez han entrado en un elevador, presionado un botón y sentido pequeños bultos bajo el dedo? Es posible que sí. Estos pequeños bultos son parte de de escritura táctil (perceptible al tacto) que usan las personas ciegas. Este está compuesto de una combinación o patrón de puntos elevados que representan letras, y así permiten que los usuarios los analicen para formar palabras. El método lleva el nombre de su inventor, Louis , un francés que, después de un accidente cuando era niño, se quedó ciego y luego desarrolló este sistema único de comunicación. Louis desarrolló el sistema en base a otra técnica de comunicación conocida como “escritura nocturna”, en la que se utiliza un sistema de puntos elevados de lectura y escritura. Este sistema fue desarrollado por el Capitán del Ejército Francés Charles Barbier de la Serre para que los soldados pudieran comunicarse en silencio y en la oscuridad.
Aunque no lo advirtamos, el sistema Braille se utiliza con más frecuencia de lo que pensamos, en especial en los espacios públicos. Si se toma el tiempo de observar sus alrededores un poco más, notará que estos puntos elevados se encuentran en muchos lugares. Por ejemplo, en el cajero automático. La próxima vez que se detenga en el banco para hacer alguna transacción en el cajero automático, preste atención a que el tablero contiene símbolos Braille. La mayoría de los teléfonos públicos también contienen los puntos del sistema Braille. Muchos productos como aplicaciones electrónicas o televisores contienen escritura Braille en las cajas de los productos. Esto garantiza que los clientes con problemas visuales compren el producto deseado y no otra cosa. En muchos espacios públicos, los carteles con advertencias o los carteles que contienen información importante también están escritos en Braille. Esto es importante si, por ejemplo, en una estación de metro un cartel indica a las personas la dirección correcta para tomar el metro. De hecho, la próxima vez que vaya a un baño público, fíjense si hay símbolos Braille debajo de los carteles que indican baños de hombres y mujeres. Sería terrible que un hombre entrara accidentalmente a un baño de mujeres sencillamente porque el cartel no indica nada. Siguiendo la misma línea, fíjense en los carteles de los edificios públicos, es muy probable que la mayoría contenga el sistema Braille. De hecho, si observa con más detenimiento estos carteles, notará que la escritura (números o letras) están elevada o con hendidura. Esta es otra forma que tienen los ciegos para “leer” carteles.
Espero que este artículo les haya brindado información sobre el interesante mundo del sistema Braille. La próxima vez que esté en un lugar púbico, preste atención para buscar signos Braille, seguramente los encontrará.

Etiquetas: