Mientras que el idioma español deriva del latín como lengua romance y el inglés es conocido por su etimología germana, esté último no escapó de la influencia de la mencionada , que dio origen a lenguas como el y el , y se mantuvo en Europa tanto en el ámbito científico como en el ámbito político.

Por dicha razón, aún hoy encontramos palabras que, a pesar de tener equivalencia o similitud ortográfica, difieren en significado. Algunos ejemplos de estos casos son: “actual vs. actual”, “exit vs. éxito”, “arm vs. arma”, “fabric vs. fábrica”, “library vs. librería”, etc. A la vista, estos pares de palabras en inglés y en español se parecen entre sí pero, desde el punto de vista semántico, tienen significados distintos: “actual” significa “real” (en contraposición con el español “actual”, que equivale al inglés “current“); “exit“: “salida” (en contraposición con “éxito”, que equivale a “success“); “arm“: “brazo” (en contraposición con “arma”, que equivale a “gun“); “fabric“: “tela” (en contraposición con “fábrica”, que equivale a “factory“), “library“: “biblioteca” (en contraposición con “librería”, que equivale a “bookshop”).

Aunque la mayoría de los ejemplos anteriores son de común conocimiento, en el proceso de traducción no se debe subestimar la aparición de términos complejos que pueden pasar desapercibidos ante la mirada de un lego o de un traductor amateur .

Estos términos engañosos se denominan (del inglés, ““) y su nombre hace alusión a la confusión que pueden generar en esta suerte de oxímoron entre su semejanza ortográfica y su diferencia semántica.

Es sumamente importante, pues, que se apliquen herramientas de investigación durante el proceso de traducción, entre ellas, el viejo y fiel amigo que llamamos , para eliminar dudas y asegurar calidad, evitando errores que un traductor profesional no cometerá.

Si querés conocer más sobre los false friends o falsos amigos, te invitamos a leer algunas de nuestras publicaciones afines: ¿Quiénes son los “amigos falsos”?, Cuidado con los falsos amigos y ¿Falsos amigos o enemigos íntimos?

Etiquetas: