Uno de los principales objetivos de cualquier organización que ofrece un bien o servicio a sus clientes es garantizar la calidad de su producto con el fin de aumentar la satisfacción del cliente. Esto no es distinto en el sector de la traducción. Además, hay dos aspectos importantes de la calidad que a menudo se consideran intercambiables. Estos son (o QA, siglas de quality assurance) y (o QC, siglas de quality control). Sin embargo, la realidad es que no son lo mismo; más bien, uno no es más que un aspecto del otro, aunque ambos tienen el propósito de mejorar y asegurar la calidad. A continuación voy a mencionar las diferencias entre ambos y su aplicación en la industria de la traducción.

Garantía de calidad

La garantía de calidad es el proceso integral y general de garantizar la calidad en una organización. En cualquier organización, se trata de la adquisición, formación y gestión de empleados calificados (el “humanware“) y herramientas (tanto de hardware como de software), así como un proceso de mejora continua que tiene como objeto actualizar y desarrollar estos recursos. En una empresa de traducción esto puede incluir, por ejemplo, una estrategia para proporcionar capacitación y feedback a los lingüistas, así como la gestión de las herramientas de traducción, como , y (CAT), y herramientas de control de calidad. Por lo tanto, la garantía de calidad es a largo plazo una estrategia para mantener y mejorar la calidad general de las traducciones.

Control de calidad

El control de calidad, por otro lado, difiere de la garantía de calidad en tanto se trata de un procedimiento más específico a corto plazo y es un aspecto de la estrategia de garantía de calidad. Por lo general, se entiende más bien como una última comprobación realizada en un producto para asegurarse de que no haya defectos. En una empresa de traducción, una comprobación de control de calidad también puede realizarse en todo el proceso de las traducciones y después de que los pasos lingüísticos típicos (traducción, edición, corrección) se hayan completado. Este tipo de control de calidad lingüística se puede realizar con un programa de control de calidad de traducción especial, diseñado para este propósito. Comprueba si hay traducciones incongruentes, faltas de ortografía, inconsistencia en los números, etc. Es poco probable que los errores pasen más allá de las etapas de edición y corrección, ¡pero nunca se puede ser demasiado precavidos cuando se trata de la calidad!

Así que, como hemos visto, la garantía de calidad y control de calidad suenan similar y están relacionadas entre sí, pero no son lo mismo. La garantía de calidad es un proceso global, mientras que el control de calidad implica una verificación realizada en la traducción antes de ser entregada al cliente.

Etiquetas: