El es una de las lenguas más habladas del mundo como lengua materna (unos 1.200 millones de personas). Se habla en China, Taiwán, Singapur, Hong Kong y Malasia.

El chino puede considerarse una lengua o una familia de lenguas. En este segundo caso, conforma una de las dos ramas de las . El chino es una macrolengua con trece sublenguas. Existen entre seis y doce grupos regionales del chino (según la clasificación), de los cuales el mayor es el (850 millones de hablantes), el (77 millones), el (70 millones) y el (55 millones). Muchos de estos grupos son mutuamente ininteligibles.

El chino es la por excelencia: todas sus palabras son monosilábicas. Es tonodistintiva.

Las palabras en chino son invariables. Los sustantivos y adjetivos pueden referirse tanto al singular como al plural. Los verbos no se conjugan.

El orden invariable de la oración en chino es: sujeto – verbo – objeto.

Uno de los rasgos distintivos más importantes de la cultura china es su sistema de escritura, de origen logográfico, similar a los sistemas mayas y egipcio. La escritura china consta de miles de símbolos, llamados , que se han utilizado, al menos, durante tres mil años. El sistema de escritura china fue adoptado por otras lenguas asiáticas, en particular, el japonés, el coreano y el vietnamita. Estas dos últimas lenguas abandonaron casi por completo el uso de durante la segunda mitad del siglo XX, mientras que en Japón se siguen utilizando los .

Etiquetas: