La interpretación profesional judicial de español en los EE.UU. puede ser una tarea difícil y ardua, dadas las diferentes variaciones del español que se hablan en este país.  Si bien otras lenguas también pueden tener múltiples dialectos y acentos, los intérpretes de español tienen una dificultad añadida que los intérpretes de otros idiomas no experimentan.  En particular, tienen que observar cómo otras personas de habla hispana en el salón perciben y reaccionan a sus servicios.   En Estados Unidos hay muchos abogados y jueces que entienden y hablan español.  El nivel de dominio del español de estos profesionales del derecho pueden variar en gran medida – desde los principiantes a los hablantes nativos totalmente bilingües.

Por esta razón, la probabilidad de tener una disputa de idiomas durante un procedimiento legal es mucho mayor para el idioma español.  Por lo tanto, los intérpretes de español tienen que estar preparados para justificar su uso de palabras durante el procedimiento real.   Normalmente, las controversias en la interpretación del lenguaje se manejan después de los hechos, sobre la base de las transcripciones y grabaciones en vivo del procedimiento legal. Si va a contratar a un intérprete de español, es importante ser consciente de que puede haber problemas durante el procedimiento y asegurarse de contratar a intérpretes de español muy altamente cualificados y con experiencia.  Muchos intérpretes de españolcon experiencia han transitado estas situaciones en el pasado y son capaces de defenderse a sí mismos durante el proceso legal, y no permiten que las distracciones o la presión afecte su rendimiento a lo largo de toda la jornada de trabajo.  Los intérpretes con menos experiencia pueden distraerse o ponerse nerviosos cuando se ven desafiados por el abogado contrario.

Si bien usted puede pensar que el español es un idioma más fácil para el personal de proyectos de interpretación, es importante asegurarse de que sus intérpretes no sólo tengan capacidades lingüísticas sólidas, sino que también tengan la experiencia necesaria para manejar situaciones adversas durante un procedimiento en vivo.

Etiquetas: