En mi última publicación “Traducción…El futuro”, escribí sobre un posible aspecto del futuro del ; la probabilidad de que se vuelva más y más simple a lo largo del tiempo.  Como mencioné en esa publicación, es un fenómeno natural que, de modo progresivo y lento, las estructuras gramaticales complicadas se descarten de idiomas muy hablados, como el inglés, el árabe y el mandarín. Estos idiomas tienden a simplificarse con el paso del tiempo, debido a su uso prolongado por parte de hablantes extranjeros que los utilizan como un medio de comunicación regional y global. Sin embargo, aún hay más posibilidades para el futuro del . En esta publicación, voy a echarle un vistazo a la contribución por parte de Europa.

Aceptación de los «UE-ismos»

En el continente europeo se habla una gran cantidad de idiomas, por lo que no es para nada sorprendente que el idioma inglés sea el más utilizado para la comunicación regional, o que el nivel general de inglés de los hablantes extranjeros sea bastante avanzado.  De todos modos, entre los hablantes de lenguas europeas, el uso de ciertos términos conocidos como «UE-ismos» es bastante común. Los «UE-ismos» son usos incorrectos, aún así comprensibles, de «» entre algunos términos del inglés y otras lenguas de la (al igual que en otras regiones en las que se hablan idiomas europeos, tales como América Latina), como por ejemplo español, francés, portugués y alemán, entre otros. Estas palabras con frecuencia tienden a ser semejantes en todos estos idiomas, excepto en inglés. De allí surge su corriente mal uso. Algunos ejemplos incluyen: «assist» en lugar de «attend» (asistir, en español, y assister, en francés), así como «actual» en lugar de «current». La UE inclusive ha publicado un diccionario sobre el uso adecuado de muchas de estas palabras mal utilizadas. Muy a pesar de los profesores TEFL alrededor del mundo, es posible que algunos de estos «UE-ismos» finalmente puedan encontrar su camino hacia el inglés estándar debido a su tan amplio uso.

Más allá de con qué frecuencia los «UE-ismos» se utilizan en el discurso informal y de su posible integración en el idioma inglés, aún existen usos incorrectos cuya aceptación por parte del Diccionario Oxford no parece probable en el futuro cercano. De todos modos, los «UE-ismos» son bastante comunes, y a fin de cuentas, el hecho de familiarizarse con el uso de estos términos como un modo de facilitar la comunicación internacional no lastimará a ningún hablante del idioma inglés, incluyendo a los nativos.

Etiquetas:

1 Comentario » for La contribución de Europa al futuro del idioma inglés
1 Pings/Trackbacks para "La contribución de Europa al futuro del idioma inglés"
  1. […] o no, por diversas razones, el inglés se ha vuelto, sin dudas, el idioma dominante de Europa. Uno de los motivos es que ya se ha establecido como el idioma oficial del comercio internacional […]