Aunque en general no es un área muy conocida, la es una parte clave del proceso de de textos.  Según José Martínez de Sousa, uno de los pensadores más importantes de este tema, se puede definir como «el conjunto de reglas de estética y escritura tipográfica que se aplican a la presentación de los elementos gráficos, como bibliografías, cuadros, poesías, índices, notas de pie de página, citas, citas bibliográficas, obras teatrales, aplicación de los distintos estilos de letra (redonda, cursiva, versalita, así como las combinaciones de unas y otras), etc.»

Además de prestar atención a la grafía, la compaginación correcta o los colores y espacios en blanco, Xosé Castro también señala que el corrector tipográfico debe estar atento al uso adecuado de comillas, letras mayúsculas y minúsculas, siglas, acrónimos, abreviaturas y demás, que constituyen errores comunes a la hora de traducir un texto.

Por lo común, la corrección tipográfica es una tarea que corresponde tanto a los editores y correctores como al personal de diseño editorial, por medio de la cual se asegura la calidad del producto que se entregará.  Es decir, prestar atención a la ortotipografía es una parte esencial del proceso de edición y, también, de maquetación (o diamagración), ya que incluye desde la organización del espacio y el aspecto gráfico hasta el lenguaje en sí.

La ortotipografía abarca una gran cantidad de detalles que debemos tomar en cuenta a la hora de revisar una .  Así que si desea una de la más alta calidad (con corrección tipográfica incluida) no dude en contactar a Trusted Translations, donde el control de la ortotipografía se realiza constantemente con el fin de garantizar la excelencia del producto final.

Etiquetas: