Por lo general, cuando un cliente solicita un servicio de traducción, suele enviar documentos de tipo para cotizar y suele referirse a los mismos como archivos fuente o , principalmente porque contienen el idioma fuente o source language del que partirá la traducción.

Sin embargo, al momento de realizar la cotización, es fundamental tener en cuenta que, en lo que respecta al tipo de archivo, un PDF siempre proviene de otro archivo origen y, por lo tanto, no es nunca un . En general, la mayoría de los PDFs que recibimos provienen de archivos , , , Publisher, Quark, etc.

Ahora bien, ¿por qué es importante para el cliente saber cuál es el source file y contar con él al momento de la cotización? La respuesta se basa en dos razones principales:

1) Trabajar sobre un source file es mucho más fácil y directo que trabajar sobre un PDF, ya que el archivo source es editable. Por el contrario, cuando se trabaja con un PDF, es necesario convertir el archivo para poder manipular su contenido.

2) El costo del trabajo realizado a partir de un source file es mucho más económico que el costo del trabajo realizado a partir de un PDF, ya que en el primer caso se trabaja directamente sobre un archivo editable. En el segundo caso, tras convertir un PDF para obtener una versión editable, la mayoría de las veces es necesario arreglar el convertido: a) transcribir contenido que no se haya convertido de forma exitosa, b) corregir errores de ortografía resultantes de una conversión deficiente y c) corregir errores de segmentación, es decir, quitar y poner enters y saltos de página, entre otros.

Una vez sabido esto, nos encontramos con otro interrogante: ¿por qué son necesarios archivos editables para trabajar? La respuesta parece obvia dada la popularidad que ha adquirido el uso de CAT tools en los últimos años, pero vale la pena recalcarla. La realidad es que para agilizar los procesos de traducción y satisfacer los deadlines exigidos por el cliente, es imperativo utilizar CAT tools que permitan a los traductores no solamente trabajar con archivos bilingües, sino también almacenar el contenido de dichas traducciones para futuros trabajos.

En la actualidad, la plataforma de traducción online se ha convertido en una de las más prácticas y fáciles de usar, ya que soporta una gran variedad de tipos de archivos y permite a los recursos trabajar con memorias en forma simultánea, entre otras características. Encuentra mayor informacion al respecto en algunos de nuestros posts anteriores.

Etiquetas: