El gobierno de los Estados Unidos tiene una gran demanda de lingüistas.
La administración del presidente Obama quiere hacer más énfasis en la a través de más efectivas en todas las áreas: inteligencia, defensa, del , etc.

Se creó la Mesa Redonda del Idioma Interinstitucional (ILR, Interagency Language Roundtable) compuesta por varias agencias del Departamento de Estado.
Su enfoque principal será en aumentar los para como el y el , debido a las operaciones militares en Afganistán.
Muchas agencias como el FBI y la CIA carecen de traductores e calificados, y ni hablar de la logística con la que cuentan. Tienen una gran acumulación de y cruciales para determinadas investigaciones que se van rezagando por la carencia de recursos.

El FBI carece de y personal adecuados. La CIA necesita agilizar la revisión de en otros idiomas; solamente el 13 % de su personal es fluido en un segundo idioma y el 30% de los oficiales de campo hablan un segundo idioma.

La solución depende de una que reconozca la en la diplomacia, así como en el y el espionaje.
Deberán reclutar y capacitar a personas que hablen estos idiomas de “demanda limitada”, brindar una mayor capacitación y aprendizaje en los , adquirir tecnología para manejar estos proyectos de una forma adecuada y productiva (, , traducción automática, etc.) y aumentar el nivel entre los grupos especializados de cada agencia que se dedican a estos casos.
Probablemente deberán crear agencias y propias para cada uno de estos departamentos e instituciones, que cuenten con toda la información, archivos, , , informes claves (desde declaraciones hasta información proporcionada por testigos).

Etiquetas: