En Alemania, el capitán de una embarcación a vapor llega al puente de navegación para comenzar una nueva travesía por el río Danubio. Al llegar a su cabina, se da cuenta que le falta algo importante: la llave de la puerta. Entonces el capitán le pregunta a un miembro de la tripulación dónde está la Donaudampfschifffahrtsgesellschaftskapitänskajütentürsschlüssel. O sea, la llave de la puerta de la cabina del capitán de la compañía de barcos a vapor del río Danubio.

No hay dudas, el tiene el récord de las palabras más largas del mundo. Pero antes de entrar en pánico al encontrarse con una de estas anacondas lingüísticas se tiene que saber que en realidad no se trata de un solo término sino de una serie de palabras que describen al objeto, que es nada menos que la última palabra en esta serie (Schlüssel = llave). Esto significa que uno no sabe de qué se esta hablando sino hasta escuchar la última parte de este tipo de super palabras. En español, sería como decir “capitán cabina puerta llave” en vez de un armonioso “llave de la puerta de la cabina del capitán”.

El alemán es un idioma constructivo, por lo cual una persona puede armar una palabra que jamás se ha usado antes justamente porque las combinaciones posibles son casi infinitas y el resultado puede ser un término muy largo, pero extremadamente preciso. Los diccionarios sólo incluyen en sus listados a las  palabras singulares. Por este motivo, para saber el significado de una palabra compuesta, primero hay que “desmantelarla” y buscar por separado el significado de cada parte. Cómo saber dónde empieza una palabra y termina la otra? Muy fácil: normalmente están separadas por una “s”.

Viel Spaß! (Que se diviertan!)

Etiquetas: