¿Está Lucy en el cielo con diamantes? ¿O Luke está en el suelo cubierto de tierra? Probablemente esté pensando: “Oscureció muy rápido, ¿esto es un mal viaje de ácido?” En realidad, no. Se trata de cómo nuestro cerebro procesa el idioma bajo la influencia del LSD. Y estoy segura de que no es como sacar bochas de helado, sino más bien cómo fusionar diferentes sabores de helado para que sea más fácil probarlos todos a la vez. Suena estupendo, ¿verdad?

No es un secreto que los artistas y los escritores en particular usaban LSD para desatar su creatividad. Los autores de la Generación Beat solían experimentar con ácido y utilizaban el para describir lo que ocurría en sus mentes.

En un estudio reciente publicado en Language, Cognition and Neurscience (Lenguaje, y Neurociencias), David Nutt, profesor de en el Imperial College de Londres, dirigió un estudio que investiga la relación entre el LSD y el lenguaje. En el estudio, diez participantes se reunieron en dos ocasiones diferentes. La primera vez, a cada participante se le dio una dosis de LSD y en la segunda visita, se les administró un placebo. “Los resultados demostraron que mientras que el LSD no afecta los tiempos de reacción, las personas bajo la influencia del LSD cometieron más errores que eran similares en significado a las imágenes que veían”, dijo el autor principal, el Dr. Neiloufar Family. Por ejemplo, los participantes que estaban bajo los efectos de la sustancia eran más propensos a decir “autobús” o “tren” cuando veían la imagen de un automóvil, a diferencia de los participantes que habían tomado el placebo. Estos tipos de asociaciones léxicas nos muestran cómo el LSD afecta las redes semánticas en el cerebro y cómo se crea una especie de efecto “”.

En otras palabras, al ver una imagen de un gato, se podría pensar en las palabras “mascota” o “felino”.  Si ha tomado LSD y ve la misma imagen, se podría ir más allá al pensar en “pieles” o “tigre” o “gato gruñón,” si sigue la cultura de los memes. “Los efectos del LSD sobre el lenguaje pueden dar lugar a un conjunto de asociaciones en cascada que permiten un acceso más rápido a conceptos más lejanos almacenados en la mente”, dijo Family. Esto implica que el LSD puede de hecho “expandir su mente”, e incluso puede ser una herramienta útil para llegar a las profundidades ocultas de la mente (piense en el psicoanálisis) al ampliar la flexibilidad y la cognición, lo que a su vez podría tener consecuencias muy importantes para el tratamiento de la amnesia y otros trastornos relacionados con la memoria.

Pero antes de profundizar más en este tema, y empezar a imaginar mandarinos y cielos de mermelada, o chicas con ojos de caleidoscopio, recuerde que siempre puede contar con nuestro equipo de traductores expertos para brindar traducciones de primer nivel.

Etiquetas: