En la segunda acepción del Diccionario de la Real Academia Española, “” es:

Repetición o uso excesivo de una palabra o concepto.

En el caso de las traducciones, si la redundancia en el documento original obedece a alguna razón de claridad, entonces deberá mantenerse en la traducción.

No obstante, si en la traducción la idea queda claramente expresada sin la necesidad de repetición de la frase redundante, deberá eliminarse la redundancia.

Algunas expresiones redundantes del inglés que pueden eliminarse en español, por ejemplo:

  • (absolutely) necessary: absolutamente necesario
  • (actual) facts: hechos reales
  • (advance) reservations: reservas por adelantado
  • ask (the question): en español no solemos decir “preguntar la pregunta”, sino “hacer/formular una pregunta”
  • (brief) moment: breve momento
  • (completely) eliminate: eliminar por completo
  • could (possibly): posiblemente podría
  • (favorable) approval: aprobación favorable
  • (final) conclusion: conclusión final
  • (future) plans: planes futuros
  • (past) memories: recuerdos del pasado

También hay que evitar repetir frases en la misma oración, por ejemplo:

En caso de que el último día del período de revocación fuera un sábado, domingo o feriado oficial en el estado de Nueva York, entonces dicho período concluirá recién el siguiente día que no sea sábado, domingo o feriado oficial.

En estos casos, es conveniente utilizar expresiones tales como: “este”, “tales días”, “tal fecha” o “los días antes mencionados”.

Etiquetas:

2 Comentarios » for La redundancia como estilo de traducción
  1. pabloa dice:

    Es mi opinión personal que habría que cambiar la palabra “redundancia” por “redundundancia”, que suena más acorde al sentido.

    Saludos.
    P.

1 Pings/Trackbacks para "La redundancia como estilo de traducción"