Nadie se imagina la influencia que puede llegar a tener el papel de los traductores cuando un director de cine decide que su película sea doblada a otro idioma. Si su elección se basa en el menor precio y no en la mejor calidad de traducción, el resultado puede llevar a un fracaso de taquilla.
Hoy en día, las agencias de traducción juegan un rol fundamental en innumerables áreas de comercio. Muchas de estas industrias le deben su éxito a las agencias que ofrecen servicios de traducción ya que sin la ayuda de los especialistas en traducción y localización sería imposible distribuir todo el material comercial principalmente dirigido a sus clientes y espectadores alrededor del mundo. No sólo son las agencias de traducción valoradas en el mundo de los negocios sino que también están cambiando el panorama de la industria en general.
Hace no mucho tiempo, las barreras lingüísticas representaban una traba para los directores y productores de cine a causa de la imposibilidad de presentar sus obras en otros países. Actualmente, sin embargo, la situación es completamente distinta. Con la ayuda de las agencias de traducción, miles de directores cumplen el sueño de presentar sus películas hasta en los rincones más remotos del planeta y, de esta manera, convertirlas en éxitos a nivel mundial. Es en esta etapa del proceso en la que entra en juego el rol del traductor. La mayoría de las películas son subtituladas o dobladas al idioma del público meta. Efectivamente, el éxito de la película en un país extranjero dependerá del trabajo del traductor o del equipo de traductores a cargo de transmitir el mismo mensaje original de la película en una cultura totalmente diferente.
Si se escoge utilizar una traducción mediocre y de calidad inferior por la simple razón de reducir costos, el resultado será aún peor que si hubiera elegido proyectar la película en su idioma original sin traducción alguna. Al público ya no le importará si la calidad de filmación es buena, si cuenta con la presencia de celebridades o si el guión de la película sea de primer nivel. Una traducción de baja calidad puede llegar opacar una obra maestra si el mensaje transmitido no se respeta y los espectadores ni siquiera podrán emitir opinión debido  la confusión causada por una traducción mal realizada.  Por esta razón, es recomendable elegir una agencia de traducción confiable que se focalice en la calidad final del servicio.
Hoy en día, no es justo ni conveniente proyectar una película solo para el público que solo habla el idioma original. Gracias a la revolución tecnológica que atravesamos hoy en día, la globalización ayudó a que el planeta entero sea el público. Es por esto que los traductores cumplen un rol fundamental cuando se trata de transmitir el mensaje correcto sin generar confusiones ni polémicas.

Etiquetas: