Las tres formas principales del lenguaje de señas utilizado en los Estados Unidos son el lenguaje de señas estadounidense (ASL), el lenguaje de señas pidgin (PSE) y el inglés de signos exactos (SEE). Si bien hay muchas similitudes entre los tres, cada uno sigue sus propias reglas.

El lenguaje de señas estadounidense (ASL) es un lenguaje visual y muy gráfico. El lenguaje se originó en la Escuela Estadounidense para Sordos en Hartford, Connecticut, y con el tiempo se ha desarrollado en la comunidad de sordos de los Estados Unidos. Es un lenguaje en sí mismo y por lo general no es escrito ni hablado. El ASL tiene sus propias reglas gramaticales que generalmente siguen la estructura de tiempo + tema + comentario.

El lenguaje de señas pidgin (PSE) es uno de los más utilizados en la comunidad de sordos. Combina el ASL y el inglés. El vocabulario se toma del ASL pero sigue el orden de las palabras en inglés. Las palabras que no llevan información como a, el/la, soy/estoy, etc., suelen eliminarse. Es un lenguaje más fácil de aprender que el ASL o el SEE, ya que no se utilizan todos los finales en inglés como ed, s, ment, etc.

El inglés de signos exactos (SEE) fue desarrollado por Gerilee Gustason en 1972. El SSE es muy similar al ASL, sin embargo expande palabras, prefijos, tiempos verbales y terminaciones para dar una presentación visual clara y completa del idioma inglés. No requiere más tiempo para hacer las señas ya que se utilizan las terminaciones de las palabras y los prefijos. Los usuarios del SEE creen que ayuda con el aprendizaje del inglés ya que reproduce manualmente palabra por palabra en el mismo orden que el inglés.

El lenguaje de señas estadounidense, el lenguaje de señas pidgin y el inglés de signos exactos son todos ampliamente utilizados en toda la comunidad de sordos en los Estados Unidos. Sin embargo, se reduce en gran medida un asunto de preferencia personal entre personas sordas y quienes tienen problemas de audición.

Etiquetas: