Como lo saben casi todas las compañías que venden productos y servicios en varios países, la es una parte muy importante de la estrategia internacional de marketing. Ya sea que la compañía decida localizar el idioma que utiliza para vender un producto o servicio o intente localizar el producto o servicio mismo, la es fundamental para atraer consumidores de otros países.

Un ejemplo que todos conocemos es la localización del menú de McDonald’s. Si bien el menú en cierta forma está estandarizado en todo el mundo para sentir la misma sensación de familiaridad en un McDonald’s de Tokio, París o Buenos Aires, hay unos pocos productos del menú que son únicos en cada país y que han sido localizados para los gustos del mercado local. En la siguiente lista figuran las diferentes hamburguesas de McDonald’s que se pueden encontrar en los lugares del mundo:

“McArabia” – Medio Oriente

“McLaks” – Noruega

“Shogun Burger” – Hong Kong

“Maharaja Mac” – India

“Croque McDo” – Bélgica

“McKebab” – Israel

“Prosperity Burger” – Malasia

“Bulgogi Burger” – Corea del Sur

“Samurai Pork Burger” – Tailandia

“McAloo Tikki Burger” – India

“McLobster” –  Canadá

McDonald’s no sólo eligió nombres adaptados a la cultura de cada lugar, sino que también adaptó el producto mismo. Por ejemplo, para ajustarse al gusto de los pueblos de Medio Oriente, el “McArabia” se sirve en pan árabe en lugar de pan de hamburguesa. En India, donde la mayoría no come carne vacuna, las hamburguesas son de pollo o vegetales. En Hong Kong y Tailandia, las hamburguesas llevan salsa teriyaki. Aunque el concepto general es un sándwich, los rellenos, el tipo de pan y las salsas cambian de lugar en lugar para estas “hamburguesas” en particular.

Aunque no siempre es posible o necesario localizar su producto, sostengo que siempre es útil localizar el idioma de su material de marketing. Con sus especialistas en idiomas, Trusted Translations puede ayudarlo en el proceso de localización y puede brindar una Cotización Gratis para su proyecto.

 

Traducción del original de Julia S.

Etiquetas: