Hoy en día los clientes nos entregan archivos en formato PDF para que les pasemos un presupuesto por los servicios de traducción, edición, revisión, etc.

Este formato que es tan práctico para enviar un archivo por Internet no es editable y por ende, si se llega a un acuerdo para prestar los servicios de traducción, edición, revisión, etc., sería conveniente que el cliente enviara el archivo original editable, que seguramente tiene en su poder, ya sea en formato Word, Excel, InDesign, Quark, Publisher, etc. a fin de trabajar mejor sobre el mismo formato del documento original, sin tener que leer el PDF con algún programa del mercado.

De no enviar este documento original editable, los servicios de diseño gráfico tendrán que realizar un mayor esfuerzo de recreación, lo que se verá seguramente reflejado en los costos de traducción a cargo del cliente.

Entonces, a fin de reducir los costos del cliente por servicios de diseño gráfico y de agilizar el trabajo de traducción, la situación ideal es que el cliente le envíe al traductor independiente o a la agencia de traducción los documentos originales editables.

Etiquetas: