En el libro de ciencia ficción “Guía del autoestopista galáctico”, el terrícola Arthur Dent es teletransportado a una nave espacial alienígena y no puede entender qué le están gritando sus repentinos anfitriones. Afortunadamente para Arthur, su compañero de viaje desliza un pequeño organismo similar a un pez en su oído donde, para horror de Arthur, se introduce y echa raíces. De repente, el terrícola desorientado puede comprender cada gruñido, bufido y carcajada de los siete rincones del universo. Este organismo, el pez Babel, es apreciado como una de las ideas más premonitorias de la ficción, una invención “alucinantemente útil” que puede eliminar todas las barreras del lenguaje entre los seres.

El pez Babel era ficticio, o al menos hasta ahora. El mes pasado, junto con los nuevos teléfonos inteligentes Pixel 2, Google también presentó un conjunto de auriculares Bluetooth llamados Pixel Buds que tienen una característica especial: entre 40 idiomas diferentes. “Digamos que estás en Little Italy, y quieres pedir tu pasta como un profesional. Todo lo que tienes que hacer es mantener presionado el auricular derecho y decir: ‘Ayúdame a hablar en italiano’. Mientras hablas, el parlante de tu teléfono Pixel reproducirá la en italiano en el altavoz. Cuando el camarero responda en italiano, escucharás la a través de tus Pixel Buds”, dijo Adam Champy, el gerente de producto de Pixel Buds.

La idea es que uno sea capaz de acercarse a casi cualquier persona en otro país y mantener una conversación sin la necesidad de gestos y elaboradas señas como el encuentro de Basil Fawlty con los alemanes, o instigar incidentes diplomáticos como el “los enterraremos” del primer ministro soviético Nikita Khrushchev. Ahora bien, este no será la cúspide de la diplomacia que traerá la paz mundial por sí solo, pero hemos llegado lejos desde el Babel Fish de Altavista lanzado en 1997, que admitía una docena de idiomas pero solía devolver traducciones apenas inteligibles.

Pasarán muchos años hasta que logremos traducciones técnicas perfectas en todos los idiomas, pero con Pixel Buds, la idea de “Guía del autoestopista galáctico” de eliminar las está más cerca que nunca. Sin embargo, tengan cuidado: el libro advierte que el pez Babel, ” al derribar eficazmente todas las barreras de comunicación entre las diferentes razas y culturas, ha producido más guerras y más sangre que ninguna otra cosa en la historia de la creación”.

Etiquetas: