Por fin, algo que los no están matando, ¿verdad? Hacer listas de las industrias que los millennials supuestamente han matado ya está pasado de moda; los memes han nacido y han sido enterrados en el cementerio sin fondo de internet y los periodistas han exprimido hasta el último detalle de los titulares con ciberanzuelo (clickbaity) con las palabras “millennials” y “muerto”. ¿Qué sigue ahora? ¿Cuánto tiempo más podemos seguir beneficiándonos del truco de los millennials?

¿Y por qué mejor no hablamos de todas las cosas que los millennials están reviviendo en lugar de matar? Desde la nostalgia de los años 80 y 90 (piensa en y en los collares de gargantilla) hasta la compra de ropa de segunda mano porque está de moda (y no sólo porque tienes deudas que pagar), a los millennials les encanta todo lo retro.

Para empezar, pregúntale a cualquier millennial si conoce a alguien que utilice una (de su propia generación), y te garantizo que conocen al menos a una persona que se siente nostálgica por el artilugio que tantos grandes escritores de antaño utilizaban para escribir sus pièces de résistance. Jack , por ejemplo, escribió el hit En el camino en un rollo de papel de 120 pies de largo usando una máquina de escribir.

De hecho, si volvemos atrás y echamos un vistazo a la primera aparición de la máquina de escribir, que se introdujo en 1874, la gente predijo que eliminaría la necesidad de escribir a mano, suena demasiado familiar, ¿no es así? Y aunque hoy en día la idea de comunicarse estrictamente a través de emojis puede sonar bastante extravagante y armoniosa (al ser capaz de comunicarse a través de un lenguaje universal), parece que los millennials se sienten atraídos por la práctica del viejo mundo de escribir a mano, y más específicamente, escribir en . Basta con observar la bebida elegida por los millennials, La Croix, para ver que incluso su logotipo está escrito en letra cursiva.

Sólo unos pocos años atrás, si entrábamos en una sala de conferencias de la universidad, se veían filas de estudiantes tomando notas en sus computadoras portátiles. Hoy en día, parece que los estudiantes le han agarrado la mano a la noción nostálgica de escribir con lápiz y papel. A pesar de que es mucho más lento que escribir en un teclado de computadora portátil, los estudiantes se han dado cuenta de que pueden retener mejor la información si escriben las cosas manualmente. Sin embargo, no todos los estudiantes optan por escribir en letra cursiva. Si observamos un montón de exámenes finales, verá todo el espectro de estilos de escritura; desde todas las mayúsculas (PERSONALMENTE MI FAVORITA) a una especie de híbrido de imprenta-cursiva, hasta cursiva completa.

¿Así que cuál es el problema?

Para empezar, con la actual administración y el estado de las cosas, parece como si la gente estuviera más interesada en la política que nunca, y que los millennials son los activistas. Por lo tanto, no podemos sorprendernos mucho al escuchar que incluso la letra cursiva se ha convertido en una entidad politizada. Aunque a algunos les parezca superfluo, la cursiva no ha podido escapar de ser el punto central de un debate clásico entre conservadores y progresistas. En nuestro próximo artículo, vamos a examinar más a fondo esta “controversia”, así como su adaptación a los tiempos modernos y el papel de los millennials en su resurrección.

Etiquetas: