Si bien estamos todo inmersos en la fiebre del , como lingüistas, no nos olvidamos de nuestra primera pasión, las palabras, y como curiosos, no podemos dejar de buscar palabras de otros idiomas que describen situaciones o acciones que rara vez encuentran una explicación tan sucinta en otros idiomas (como ya lo hemos hecho en otras ocasiones). Como además de ser lingüistas y curiosos, estamos a su servicio, aquí les presentamos algunos de nuestros último hallazgos para que agreguen a su diccionario de curiosidades. ¿Quién sabe, quizás se topen con alguna de estas palabras en algún texto que les toque traducir?

Arranquemos con una palabra que viene del , farpotshket. Creo que esta palabra nos será útiles a muchos de nosotros, sobre todo cuando nos ponemos a arreglar cosas de la casa, ya que describe el acto de querer arreglar algún daño menor de una cosa, solo para terminar arruinándola por completo.

Los franceses, que vienen jugando un gran rol en la copa, tienen el verbo yaourt, con el que se refieren a cuando alguien canta una canción pero no con las palabras de la letra de la canción, sino haciendo sonidos que apenas se asemejan a la letra de la canción. Estoy seguro de que más de uno de ustedes debe estar haciendo eso mismo en este momento, o lo hizo en el día de hoy.

Los italianos, que lamentablemente han quedado fuera de la copa, utilizan la palabra attaccabottoni para describir esos personajes que en una fiesta o reunión lo arrinconan a uno para contarle historias que por lo general son largas y tediosas y giran en torno a lo desgraciada que es su vida.

Y finalmente, tenemos esta perla del idioma , epibreren, verbo que quiere decir que uno pretende estar haciendo algo de máxima importancia, cuando en realidad uno solo se está tirando a vago. Lo llamativo de esta palabra es que es una palabra inventada por un empleado que, frente a un cliente sumamente ansioso, le dijo que no podía ocuparse porque estaba muy ocupado epibrereando (conjugación españolizada inventada por nosotros). Y con esta palabra, inventada en el momento, pero de sonido grandilocuente, logró que el ansioso cliente no le perturbara su calmado ritmo de trabajo.

Con esto los dejamos a seguir viendo los partidos del Mundial y los invitamos a agregar sus propias curiosidades en los comentarios.

Etiquetas: