Todos estamos concientes del hecho que las celebraciones varían de un país al otro, pero una que sobresale por su naturaleza única, es la figura de (que literalmente significa “”).
Fue una leyenda folklórica por muchos años, como un personaje tenebroso y malvado, que robaba niños y exigía regalos a los padres para así devolverlos. El tiempo cura todas las heridas y las imágenes públicas, así que poco a poco personificó el espíritu benevolente del invierno (al estilo de San Nicolás en las tradiciones occidentales) y daba a los niños regalos de acuerdo al calendario de la Iglesia Ortodoxa.

Estos regalos corresponden a las celebraciones de Año Nuevo o a las de la , de acuerdo a al calendario gregoriano, lo cual tiene lugar el 7 de enero.
Además, oficialmente suplantó a San Nicolás y cualquier otro personaje navideño en 1917, cuando Stalin prohibió las demás representaciones. Una parte esencial de esto fue que posteriormente se lo exportó a todos los otros países del bloque soviético, en donde sigue teniendo presencia hasta hoy en día.
A continuación encontrarán algo de lo más importante del personaje de Ded Moroz:
•    Por tradición se presente en un traje azul, según lo ordenado por Stalin,  para no ser confundido con .
•    Entrega sus regalos de puerta en puerta, mientras los niños duermen.
•    Lo acompaña (”La ”), su nieta y ayudante.
•    Conduce una troica sin animales y no tiene una risa o una frase famosas.

Etiquetas: