En la colección de curiosidades lingüísticas de nuestro blog, hay una larga lista de de diferentes idiomas realmente difíciles de . En esta entrega, vamos a hablar de algunas palabras del que no tienen un equivalente exacto en .

Sobremesa
El típico ejemplo de palabra del imposible de traducir es sobremesa, que hace referencia al ‘tiempo que se está a la mesa después de haber comido’. Quizá se deba a una cuestión cultural, ya que los hispanos tenemos la costumbre de quedarnos largas horas conversando en la mesa después de comer.

Estrenar
En español, para decir que usamos algo por primera vez, empleamos el verbo estrenar. Si buscamos la traducción de estrenar en un diccionario bilingüe, no encontramos una palabra equivalente, sino una frase que la define, por ejemplo, wear for the first time (para la ropa) o use for the first time (para cualquier otro objeto).

Anteayer/antier
Para referirnos al día que precede inmediatamente al de ayer, tenemos dos palabras en español: anteayer y antier. En inglés, sin embargo, debemos usar una frase: the day before yesterday.

Friolento/friolero
En español, si queremos decir que una persona es muy sensible al frío, podemos usar friolento o friolero; en el idioma anglosajón, tenemos que explicarlo diciendo que someone is sensitive to cold.

Merendar
Otra palabra en español que no tiene una sola palabra que la represente en inglés es merendar. Para referirnos a la comida que tomamos a media tarde, debemos emplear have a snack si estamos en Estados Unidos y have tea  si estamos en el Reino Unido.

Tutear
Para la segunda persona del singular, en inglés solo existe un pronombre (you), mientras que en español existen tres:  o vos (familiar, informal) y usted (formal). Por eso, existe también el verbo tutear para indicar que alguien se dirige a otra persona con los pronombre personales  o vos. La expresión en inglés para tutear es address informally.

Este tipo de palabras son muy interesantes a la hora de traducir porque, si bien podemos saber qué significan, incorporarlas al texto de manera natural puede ser todo un desafío. Por eso, como dijimos en otra oportunidad, es muy importante trabajar siempre con traductores e intérpretes profesionales, ya que conocen con más profundidad las sutilezas de la lengua y cuentan con las herramientas necesarias para resolver los desafíos que se pueden llegar a presentar.

Si les interesó esta entrada y desean conocer más sobre la , los invito a leer nuestra entrada sobre autoantónimos.

Etiquetas: