En una escena del documental Encuentros en el fin del mundo, de Werner Herzog, el director entrevista a la gente que vive en la Base McMurdo, en la Antártida. Aparecen todo tipo de personajes. Uno de ellos es un lingüista que habla sobre la tesis que estaba escribiendo antes de mudarse a la Antártida.

La tesis se refería a la preservación de la lengua ho-chunk, la lengua de la comunidad indígena estadounidense winnebago y, según Herzog, a cómo la academia y la autoridad de turno de la universidad descartaron la investigación del lingüista debido a la creencia de que la lengua ho-chunk se relacionaba con las magias blanca y negra. Si bien la aparición del lingüista en el documental es breve, deja una frase memorable:

“Entonces, imagínense, a lo largo de toda mi vida, probablemente se extinguirán un 90 % de las lenguas. Ese tipo de extinciones es un impacto catastrófico para el ecosistema. Culturalmente, es lo mismo. Piensen qué pasaría si se perdiera toda la literatura rusa. O si desaparecieran todas las lenguas eslavas. No habría más Tolstoy”.

***

Se ha mencionado antes que la UNESCO tiene una versión en línea de su Atlas de las lenguas del mundo en peligro, que permite buscar por país, región, lengua, etcétera, todas las lenguas extintas o en peligro de extinción. Algunos resultados son sorprendentes. Es impactante ver la gran cantidad de lenguas que están desapareciendo reducidas a puntos de colores en un mapa, igual que la heladería más cercana en el mapa del GPS.

¿Qué hacemos entonces? En entradas anteriores, hablé sobre el acto o el servicio de traducir de diferentes maneras: como una forma de viajar en el tiempo, como un don de Dios, como un microcosmos viviente de la filosofía de Heráclito. Pero esta entrada trae una analogía un poco más sincera. Probablemente, ni siquiera sea una analogía, sino más bien un hecho: Las traducciones como lenguas. Más que eso, como una forma de preservación cultural. Las traducciones como un freno al genocidio de la .

Por supuesto que el acto de traducir un texto de una lengua a otra tiene muchos propósitos, y todos son útiles y tienen diferentes grados de importancia. Verlo de esta manera, le agrega otra dimensión al servicio: preserva las lenguas, los diferentes textos, las diferentes culturas. Gracias a la , los textos se pueden comunicar masivamente, se pueden preservar y pueden ser comprendidos por todos.

***

Si desea obtener una visión más pragmática acerca de cómo usamos los recursos de traducción para brindarle un servicio de calidad, lo invitamos a contactarse con uno de nuestros representantes de ventas a través de www.trustedtranslations.com.

Etiquetas: