Está paseando por una calle tranquila en su ciudad natal cuando, de repente, oye a un hombre gritar “¡Bleib!”. “Achtung!” y “Sitz!” Él está vestido con el uniforme de las fuerzas de seguridad y a su lado se encuentra un pastor de aspecto astuto.

Pero no se preocupe, no ha cruzado accidentalmente a la dimensión desconocida. Hay una explicación perfectamente buena para esto.

En todo el mundo, los perros de servicio entrenados en Europa son empleados por la policía y otras organizaciones para ayudar a sus agentes a realizar tareas. Naturalmente, estos perros han aprendido las órdenes dadas en una variedad de idiomas, por lo que es común que los adiestradores en los Estados Unidos utilicen estas órdenes, especialmente cuando sus asistentes peludos son perros rescatados de las zonas de guerra. Con el tiempo, los perros de servicio pueden aprender las órdenes en un nuevo idioma y volverse esencialmente bilingües.

Schutzhund, literalmente “perro de protección”, es una serie de pruebas de deportes caninos desarrolladas en Alemania con el propósito de entrenar perros de trabajo. Finalmente, se convirtió en una de las disciplinas más extendidas de su tipo y se transformó en una organización internacional que certifica perros que cumplen con sus estándares: la certificación IPO (Internationale Prüfungs-Ordnung, en alemán).

Los perros criados y entrenados para la certificación IPO son seleccionados para ser fuertes, de mente saludable y capaces de demostrar su capacidad de rastrear por el olor, obedecer órdenes y proteger a sus adiestradores. Aunque esto parezca bastante simple de lograr, requiere una fuerte cultura de y cría, como lo demuestran los recientes problemas en las unidades K9 del Reino Unido, donde afirman que los perros británicos son demasiado tiernos para la escuela, por lo que se ven obligados a importar perros de toda Europa que estén dispuestos a hacer el trabajo.

En los Estados Unidos, hoy en día, los perros de trabajo con mejores resultados aún provienen de el continente, más notablemente de Alemania, los Países Bajos y la República Checa, y cuando llegan a nuestras costas, sus adiestradores tienen la opción de enseñar o aprender un nuevo idioma. Afortunadamente, la lista de vocabulario está limitada a alrededor de 15 palabras.

No pretendemos entenderlo a usted tan bien y tan profundamente como lo haría su compañero peludo, pero entendemos sus necesidades de traducción. ¡Póngase en contacto con nosotros hoy! Nuestro personal de ventas espera su llamado con energía y entusiasmo.

Etiquetas: