Hoy en día, es muy común enterarse acerca de servicios que ofrecen interpretaciones dentro del ambiente de los hospitales o en situaciones que tengan que ver con consultas médicas o la salud. Esto se debe a que, muchas veces, la gente que acude al hospital de un país “X” son extranjeros que no tienen el suficiente conocimiento del idioma como para comunicarse de manera adecuada con los doctores.  Estados Unidos es uno de los ejemplos más claros ya que continúa siendo uno de los países que más inmigrantes recibe de todo el mundo.  Muchos de estos inmigrantes tienen un dominio del idioma ingles limitado, lo que presenta desafíos para la prestación de asistencia sanitaria en todo el país.

Existe una gran variedad de servicios lingüísticos para estas situaciones. Sin embargo, el hecho de que estos servicios se realicen inadecuadamente por profesionales que no están preparados, o sin el control necesario, puede llegar a  afectar tanto el acceso a la atención de salud de las personas como la calidad de la misma y, lo que es más importante, puede tener consecuencias graves para la salud de la gente. No en vano, la reciente afluencia de inmigrantes en Estados Unidos ha traído consigo una creciente demanda de servicios lingüísticos que resulten apropiados y efectivos.

Es de suma importancia para los residentes que tengan una habilidad limitada de cierto idioma poder comunicarse con sus proveedores de . Hay estudios que muestran cómo las barreras del lenguaje pueden afectar negativamente la calidad de la en estos casos. Es por eso que se crearon distintos tipos de programas para ofrecer este servicio así como también organizaciones sin fines de lucro que se dedican a ayudar a gente en este tipo de situaciones, aunque a veces surgen dudas acerca de la excesiva dependencia de los servicios gratuitos de las agencias públicas y privadas cuyos  intérpretes no están bien entrenados, ya sea en la ética de la o la especializada en el área médica y el conocimiento de que esto requiere.

Existen muchas alianzas dedicadas a brindar interpretaciones así como también proveedores de servicios médicos que lo incluyen. El intérprete podrá actuar tanto desde una oficina vía telefónica, en el hospital o en la casa del paciente propiamente dicha y muchas veces estos intérpretes son contratados por el proveedor de servicios médicos directamente. El objetivo de estos programas y proyectos es el de mejorar la comunicación  entre el personal y los pacientes que no tengan el conocimiento suficiente sobre la lengua local mediante los intérpretes asignados y, gracias a esto, mucha más gente obtiene acceso a un que podrá ayudarle a tratar su enfermedad o a darle un diagnóstico acertado sobre un malestar corporal.

Etiquetas: