Una pidgin es una variedad lingüística que surge a partir de dos o más lenguas con un propósito práctico e inmediato. Generalmente surge en circunstancias tan diversas de contacto entre como el comercio o la esclavitud —en las que por lo menos dos grupos se tienen que comunicar entre sí, sin tener una común.

Si bien no hay mucho consenso en cuanto al origen de la palabra pidgin, se dice que podría provenir de pidian, un término que hace referencia a los indios que vivían en la frontera entre Brasil y Guyana a principios del siglo XVII. También se dice que puede ser una variante de la palabra business, pronunciada por hablantes del pidgin anglochino que se desarrolló en Cantón en el siglo XVII.

Es en contextos de desorden social —como el creado por la colonización, la explotación del trabajo en minas o plantaciones y el comercio o el tráfico de mercancías—; cuando hay contacto entre políglotas y desajustes sociales, que surgen los pidgins. Es por eso que las lenguas que sirven como base de muchos de ellos son las de los países colonialistas, sobre todo las de aquellos que tenían comercio de esclavos: el inglés, el francés, el holandés, el portugués y el español.

Un pidgin surge de manera muy inestable del contacto entre dos variedades de desigual prestigio o consideración social y se va estabilizando paulatinamente sobre la base de la gramática y la fonología de la lengua de menor prestigio y el de la lengua dominante. Cuando el contacto se prolonga y el pidgin se desarrolla, se enriquece, se expande funcionalmente y comienza a hablarse como lengua materna de una comunidad, se convierte en lo que se denomina una lengua criolla. El término criollo comparte su raíz con el verbo criar, y surge de los esclavos nacidos y criados en casa de sus amos y posteriormente significó “hijo de padres europeos nacido en la colonia”. El término se aplicó a las lenguas que se usaban en el Caribe y en África Occidental y luego a todas las similares.

Los tratantes de esclavos de la época de la colonia contribuyeron en gran medida, aunque de forma inconsciente, a la creación de un sinfín de lenguas de base pidgin al cargar los barcos de esclavos con hablantes de lenguas distintas con el objetivo final de evitar que se organicen y se amotinen en altamar o a su arribo al nuevo mundo.

¿Se estará gestando alguna lengua de base pidgin en el enorme caudal de personas que huyen del hambre y la miseria en África a bordo de incómodas embarcaciones con destino a Europa?

Etiquetas: