En artículos anteriores nos introducíamos en las distintas variantes del , y hacíamos las comparación con el español. Si bien todos los hablantes de se pueden entender entre sí, como sucede con los hispanoparlantes, no es el mismo el que se habla en todos las naciones de habla francesa.

Decíamos que si bien los hablantes de francés se pueden comprender perfectamente  independientemente de qué nación provengan, no es lo mismo el francés de , que el de , o el de Costa de Marfil. Y en aquel artículo nuestra atención se dirigió más al francés de los países africanos.

Si bien el francés llegó al continente de la mano de colonizadores franceses y belgas, en su mayoría, la fusión del francés con las lenguas pre existentes devino en un francés , con ciertas particularidades.

Algunas de las diferencias más notorias del francés de con el francés de Francia o Canadá radican principalmente en la pronunciación y en el vocabulario.

Si bien incluso hay diferencias en la pronunciación entre los mismos países africanos (los marroquíes suenan muy diferente a los senegaleses), existe una cierta tendencia común a todos los africanos hablantes de francés: como lo marca la pronunciación de la letra R, que no es la misma pronunciación tan gutural como la R en Francia. Otros sonidos también se diferencian del francés de Francia o Canadá, como por ejemplo la pronunciación de los sonidos [d], [t], [l] y [n]. Y no sólo es una cuestión de sonidos, si no también de entonación.

En lo que respecta al vocabulario hay diferencias muy notorias. En el francés de África existen términos que no se encuentran en el francés de otros continentes. Estos vocablos nacieron en una determinada región o son préstamos de lenguas africanas.
También se observa que un término puede tener significados distintos en el francés de África o en el de Francia.

Algunos ejemplos:
“Arrêter”, que significa detener algo o a alguien en el francés europeo, en Áfrican se usa más como sostener, que a su vez en francés es “tenir”
Para indicar que una comida está caliente, un francés diría “C’est chaud” mientras que para un africano sería “ça chauffe”.

Para más información sobre distintos tipos de francés, puede escribirnos a Servicios de Información.

Etiquetas: