Dada la creciente presencia e importancia de , las empresas que busquen optimizar sus presentaciones y apariencia deberán tomar decisiones importantes sobre la manera en que estos videos se comunicarán en otros .

Existen dos opciones sobre la manera de expresar en un video en línea: el subtitulado y el . El subtitulado implica colocar el texto traducido en la parte inferior de la de manera que coincida con lo que se habla. El implica eliminar la original y reemplazarla por la traducida. Ambas opciones presentan ventajas y desventajas.

Subtitulado

Ventajas: puede apreciarse la totalidad del contenido con el apagado, el video se puede pausar para concentrarse en una oración que se muestre en pantalla, mantiene los y originales de las de quienes hablan.

Desventajas: saturación visual en la pantalla, que es particularmente negativa en pantallas pequeñas de los ; versiones abreviadas de contenido y de menor longitud para que quepan en la pantalla; la deberá estar alfabetizada y, además, deberá mirar la pantalla en todo momento.

Doblaje:

Ventajas: el contenido se puede apreciar aun cuando no se mire la pantalla (por ejemplo, otras partes del ), la presenta menos restricciones, el puede reflejarse de manera más natural para los del .

Desventajas: disonancia cognitiva para el espectador (se ve una boca que se mueve pero las no coinciden), las voces y el no son originales.

Existen muchos más beneficios e inconvenientes en ambos casos, según el espectador. Según la necesidad de la empresa o de la producción se deberán realizar las elecciones apropiadas para sus videos antes de enviarlos a traducir ya que el texto destinado al subtitulado variará en gran medida de aquél destinado al doblaje.

Etiquetas:

2 Comentarios » for Subtitulado o doblaje (traducciones multimedia)
  1. Pedro A. dice:

    Para evitar el problema de la incongruencia entre la voz y los labios existe una técnica llamada lipping o dubbing lip-sync. El traductor especializado debe elegir palabras que se ajusten a los labios. Por ejemplo, en una película Winston Churchill decía “We want no war”. La traducción literal “No queremos guerra” es muy larga y los labios no coinciden para nada. En este caso se optó por privilegiar la última sílaba, es decir, el sonido “o”. La traducción quedó como “A la guerra, no”.

  2. Amelia dice:

    Hola, Pedro.

    ¡Muchas gracias por la valiosa información que nos has hecho llegar!

    Cordialmente,

    Amelia