El ser humano aprende por lo general a hablar por lo menos un de forma natural en sus primeros años de vida. Lo aprende de sus padres, de la escuela, de la TV, del lugar en que vive. Claro que hay gente que tiene la ventaja de tener padres que hablan diferentes idiomas, creciendo así con dos lenguas madre. O que nacen en un lugar, y luego se mudan a otro logrando de esta manera ser bilingües. Hay varias formas por las cuales alguien puede comenzar la conquista del mundo de los idiomas con cierta ventaja. Pero, ¿qué se necesita para lograr alcanzar el nivel de “super estrella multilingüe”? Para llegar a esta máxima iluminación lingüística se debe pasar antes por los siguientes niveles:

Nivel 1: cerebrito curioso
Hay algo dentro de tu mente que te pide un nuevo desafío y una nueva forma de ver al mundo. Eres consciente de la existencia de otros idiomas con sus propias reglas y estructuras y sabes que empezar a investigar otra distinta de la propia te dará más conocimiento, mejores oportunidades laborales y conexiones con gente de otras culturas. Ser unilingüe te hace sentir incompleto. ¡Es hora de aprender un nuevo idioma!

Nivel 2: nerd ortográfico y gramatical
Aprendiendo un segundo idioma desde cero descubres la importancia de las reglas gramaticales y ortográficas, tanto de tu lengua madre como la del nuevo idioma. Empiezas a detectar patrones y te resulta cada vez más fácil entender las cosas. Lograste salir de tu zona de confort y ahora comienzas a obsesionarte con lograr la perfección al escribir y al hablar. La gente ya te mira de reojo porque estás corrigiendo constantemente a los demás. Tranquilo cerebrín, ¡la carrera recién empieza!

Nivel 3: poliglotón
Ya aprendiste un par de lenguas extranjeras y te resulta cada vez más sencillo entender otros idiomas ya que puedes reconocer reglas que se parecen o se repiten una y otra vez y de esta forma tu cabeza comienza a atar cabos más rápido al leer o escuchar en otras lenguas. Lo que te resultaba difícil al aprender el primer idioma te cuesta bastante menos con los siguientes. Tal vez en esta instancia siga siendo algo complicado saltar de un idioma al otro sin “reiniciar” tu cerebro y tener que concentrarte mucho, pero ya conoces la fórmula para expandir tu conocimiento y solo con más tiempo y práctica las palabras saldrán naturalmente y sin quemarte mucho los sesos. Ya piensas e incluso sueñas en otros idiomas. Es inminente, no te detendrás hasta hablar más lenguas que C-3PO.

Nivel 4: super estrella multilingüe
Después de varios años de aprendizaje y práctica constante has logrado tener un envidiable abanico de idiomas en tu haber. Puedes hablar varios idiomas de manera natural y casi sin tener que pensar, y puedes entender los idiomas que aún no estudiaste porque tu mente ya identifica los patrones del funcionamiento general de una lengua. Tienes amigos de muchos países diferentes, en la TV los subtítulos ya te estorban y lo que antes era una zona de confort limitada ahora es un océano. ¡Buen trabajo, genio!

¿Pero qué pasa si tu pasión no son los idiomas realmente? ¡No hay problema! está aquí para ayudarte a resolver cualquier necesidad lingüística mientras tú vas por tus propios sueños. Contáctanos cuando quieras y te ofreceremos el proyecto de que mejor se ajuste a tus objetivos, en tiempos y costos óptimos.

Etiquetas: