Si bien es una herramienta que ya se utiliza desde hace muchos años y los traductores la utilizan con cada vez más frecuencia, todavía existen recursos que, por diferentes motivos, no saben usar este programa. Un poco por falta de conocimientos técnicos, otro poco por no querer dedicarle el tiempo a familiarizarse con esta herramienta, por más fácil que sea aprender a usarla.

El problema surge cuando las agencias de traducción deben utilizar un recurso que no sabe usar Trados. Aunque esta no sea la opción más recomendable, sucede que en algunas ocasiones no hay más remedio que usar recursos que son buenos  profesionales pero que no usan memorias de traducción ¿Qué se hace en esos casos? ¿Se intenta por todos los medios buscar a un traductor que sepa usar Trados, por más que su nivel no sea el mejor, o se busca una alternativa para poder utilizar a un recurso que no usa esta herramienta pero que nos puede entregar un trabajo de mejor calidad? Si bien desde este lugar alentamos siempre a que los traductores y editores empiecen a usar CAT Tools (Trados, SDLX, entre otras) a fin de poder entregar mejores trabajos, el problema planteado tiene una solución, que mostraremos a continuación.

Por empezar, basta con buscar a un traductor que sí utilice Trados y dejar al editor que no lo usa para que se encargue del control de calidad final. Una vez que tenemos el texto traducido, nos encargamos de bloquear el texto bilingüe, de modo que no se toquen las etiquetas internas y externas. ¿Cómo hacemos esto?

Nos posicionamos en el archivo Word en las etiquetas y, con el botón derecho, vamos a Estilo > Seleccionar texto con formato similar. Una vez seleccionado el texto, elegimos el estilo. Recomendamos para este caso el uso del estilo Twin External, que es el estilo de color gris que nos permitirá mantener bloqueadas todas las etiquetas. De esta forma, nos garantizamos que un editor que no usa Trados se encargue del control de calidad de un archivo bilingüe sin tocar ni dañar las etiquetas. Los cambios pueden aplicarse con Track Changes. Una vez aceptados los cambios, podemos limpiar el documento, y todos los segmentos editados se subirán a la .

Como mencionamos anteriormente, esta es una alternativa que nos permite resolver momentáneamente una situación particular. Insistimos en que la mejor opción es usar todos los medios que estén a nuestro alcance para poder mejorar nuestros trabajos, y con esto nos referimos a memorias de traducción, glosarios, bases terminológicas y herramientas de control de calidad, entre otras cosas.

Etiquetas: