Cuando traducimos idiomas cuya dirección de escritura es de derecha a  izquierda tenemos que prestar especial atención porque lo que es una “obviedad” para alguien nativo, no lo es tanto para los lectores con un alfabeto en la dirección opuesta. Dentro de este grupo de lectores, también ubicamos a los clientes, quienes muchas veces nos consultan por algunas cuestiones que hacen justamente a la direccionalidad del texto.

Para los hablantes nativos de lenguas principalmente latinas puede resultar un tanto complejo entender la disposición de un texto en un alfabeto cuya dirección sea opuesta a la propia.

En su mayoría, dentro de las lenguas con dirección de derecha a izquierda podemos encontrar el hebreo y los idiomas con alfabeto , como por ejemplo, entre otros: árabe, pashto, urdu, dari, algunos dialectos kurdos.

Como agencia de traducciones, comúnmente trabajamos con idiomas cuya dirección es de derecha a izquierda, y somos conscientes de que la dirección de la escritura implica muchos componentes a tener en cuenta más allá de la mera direccionalidad del texto. Es importante tener presente muchas cuestiones  tanto a la hora de cotizar un trabajo como a la de realizar controles de calidad antes de realizar la entrega final a un cliente.

Aquí podemos compartir algunas de las tantas cuestiones a considerar y a observar:

Plataforma en la que se trabajará: en algunos programas, no se puede sencillamente “sobre escribir” el texto original con su traducción, justamente por estar trabajando con textos de direcciones opuestas. En algunas versiones de InDesign, por ejemplo, hay que recurrir al InDesign Middle East para poder recrear la traducción en el idioma target y así convertirlo en un texto espejo del original, en otra plataforma, destinada solamente para estos idiomas. De similar manera, en muchas herramientas de traducción se debe configurar el idioma antes de comenzar,  para poder escribir de derecha a izquierda, para tener el layout seteado con los parámetros correctos de la dirección de escritura de antemano.

Configuración de la bidireccionalidad de la plataforma a trabajar: en el paquete Microsoft Office basta con activar los comandos “Dirección del texto de izquierda a derecha” y “Dirección del texto de derecha a izquierda” (Estos comandos los pueden seleccionar dentro de las Opciones, en Personalizar). Ambas tiene el mismo símbolo de ¶ (Mostrar todo), pero más pequeño.

Dirección de las imágenes: no solo cambia la dirección del texto, sino que todo el layout acompaña su dirección. Es decir, si en nuestro original en inglés tenemos una imagen sobre la izquierda, lo más probable sea que en el texto árabe esa imagen nos quede a la derecha.

Numeración y viñetas: algo similar sucede con los comúnmente llamados “bullets”. Los que vemos sobre la primer columna en el texto fuente seguramente estarán en la segunda columna del texto meta y además, con la dirección invertida. Otro detalle a tener en cuenta aquí es que deberíamos consultar si la numeración también debería estar en el alfabeto destino, ya que no hay una regla a seguir, es según el caso. Podríamos tener un texto en árabe cuya numeración respete los números 1, 2, 3, etc.; pero en otros casos esa misma numeración sea ١ ٢ ٣

Alineación: la alineación del texto no es ajena a esto que explicamos, sino que lleva el mismo criterio, y en el caso de estas lenguas, la alineación será al revés. Sí vale la pena destacar algunos conflictos cuando se trata de la coexistencia de 2 lenguas de dirección opuesta en un mismo texto:  por ejemplo, podemos tener  inglés y . Las alineaciones se enfrentan, y esto puede ser todo un desafío.

Otro detalle no menor, pero que no está directamente relacionado con la dirección de la escritura es asegurarnos de tener las fuentes adecuadas, para poder visualizar todo el texto y que no haya ninguna “rareza” en nuestro material traducido.

Nunca está demás aclarar, que siempre que se trata de idiomas más alejados de nuestras culturas, siempre es recomendable que un traductor nativo en ese idioma vuelva a revisar el material, ya con el  trabajo de diseño realizado, para asegurarnos de que todo esté en “su lugar”,  y no donde nosotros creemos que debería estar.
En caso de tener algún material para traducir a cualquier lengua cuya dirección de escritura sea de derecha a izquierda puede enviarnos su consulta  a Servicios de Traducción y alguno de nuestros representantes estará gustoso de ayudarlo.

Etiquetas: