El uso de la tecnología se ha vuelto cada vez más común cuando se trata de atraer nuevos estudiantes jóvenes a las aulas, y especialmente cuando se trata de aprender un segundo lenguaje. Es bastante difícil conseguir que los jóvenes se concentren en un aula, y, honestamente, un curso de lengua extranjera es un esfuerzo tedioso para la mayoría de la gente. Por lo tanto, traten de imaginar lo que es para alguien que tiene algún tipo de impedimento, como la pérdida de la audición, por ejemplo.

En el mundo actual, las aplicaciones se utilizan en las aulas para facilitar el aprendizaje. Son un gran herramienta para tener a mano cada vez que los estudiantes comienzan a perder el interés en el tema que se enseña. Un problema adicional puede surgir cuando se trata de la educación de niños, ya que, hoy en día, básicamente nacen con un iPad en sus manos y para cuando tienen un año de edad, ya saben cómo utilizar un teléfono celular mejor de lo que saben hablar o caminar,

Una aplicación puede integrar sonido, imágenes y texto con el fin de crear una experiencia completa cuando se trata de aprender un idioma. Sin embargo, una de las formas más populares de enseñar a los niños es a través de canciones. Por lo tanto, una aplicación parece ser la mejor herramienta existente para llevar a cabo la tarea de enseñar idiomas a los niños. Las rimas infantiles son el tipo más popular de canción cuando hablamos de educación de la niñez temprana. Son conocidas, divertidas y pueden enseñarse en cualquier lugar y en cualquier momento. Ahora bien, como se mencionó anteriormente, a un niño con un impedimento como la pérdida de la audición podría resultarle más difícil aprender estas rimas por una razón específica: no hay muchas rimas disponibles en lenguaje de signos americano (ASL). Cuando se trata de adaptar y traducir las rimas infantiles al ASL, nos encontramos con una dificultad específica: las rimas basadas en el sonido simplemente no se traducen bien en el lenguaje visual. La gramática y la sintaxis del son muy diferentes a la gramática y la sintaxis en inglés.

Por suerte, para aquellos que viven con este tipo de discapacidad, o tienen hijos o conocen a alguien que es sordo o hipoacúsico, hay nuevas maneras de aprender rimas infantiles gracias a la . Hay una opción de Motion Light Lab, o ML2, un laboratorio alojado bajo el Centro de Ciencias de Aprendizaje sobre Lenguaje y Aprendizaje Visual. Se dedican a desarrollar narrativas visuales a través de tecnología, ayudando a los que tienen pérdida auditiva a aprender de una manera nueva y emocionante.

La idea es básicamente traducir las rimas infantiles a un formato 3D, utilizando un Avatar (muy parecido a la tecnología utilizada en películas como “El planeta de los simios”), donde, gracias a los sistemas de captura de movimiento y a las pantallas verdes, puede desarrollarse un dibujo animado que canta. De esta manera, los niños con pérdida auditiva pueden aprender rimas infantiles al igual que el resto de los niños. En general, las narrativas tienen un impacto tremendamente positivo en los niños cuando están aprendiendo un idioma, y ​​ahora, gracias a entidades como ML2 están disponibles para más personas. Pueden aprender más acerca de esto en http://www.motionlightlab.com/ml2/

Etiquetas: