En el muy diverso desfile de retos que los lingüistas deben enfrentar durante sus jornadas laborales se encuentran los proyectos de transcripción de textos manuscritos. Pueden ser recetas médicas, cartas antiguas, notas académicas, un mensaje en una botella… ¿quién sabe qué le puede tocar?

A diferencia de las transcripciones de audio, lidiar con manuscritos trae consigo una serie de complicaciones, cosas que pueden demorar el trabajo bastante más de lo previsto, por lo cual no existe una regla general para cotizar transcripciones. Entre los principales obstáculos que debemos sortear podemos nombrar los siguientes factores:

  1.  La caligrafía, por supuesto. Hay gente que tiene una letra muy buena y con estilo, fácil de leer y entender. ¡Ojalá fuesen todos así! Pero lo cierto es que en la mayoría de los casos un texto escrito a mano suele demorar la lectura. Sobre todo en textos donde se tuvo que anotar algo rápido, sin tiempo para cuidar la prolijidad, como es el caso de las notas médicas, que casi siempre son un desafío para la retina.
  2. En qué condiciones se encuentra el manuscrito. ¿El material está manchado, arrugado u oscurecido? ¿La tinta está aclarada o borroneada en partes? ¿El material es papel o algo más rústico, como una servilleta; o algo más antiguo, como un papiro? A veces con solo ver el estado general del documento podemos darnos una idea de cuánto esfuerzo debemos dedicarle al trabajo.
  3. El idioma o dialecto del texto. Algunos idiomas lucen mejor que otros en letra cursiva manuscrita. A veces es difícil discernir en qué idioma está escrito el texto. E incluso sabiendo de qué lengua se trata, en muchas ocasiones, nos encontramos con versiones antiguas de algún idioma o dialectos que no son fáciles de entender.

Nuestros recursos cuentan con una vasta experiencia en este tipo de proyectos y pueden lograr una transcripción fiel al original, para poder proceder a traducir el contenido con las más modernas herramientas de traducción.

Cuenten con nosotros para la cotización y realización de proyectos de transcripción. ¡A nuestro equipo le encantan los retos!