No debe haber una mejor representación de la estadounidense que su más popular: el . Cada año, millones de personas se reúnen para ver su culminación: el Super Bowl, o como propone Fundéu, el Supertazón (todo junto).  Este es probablemente el evento deportivo más grande de los EE. UU., no solo por el juego en sí, sino también por lo que representa en términos de publicidad y entretenimiento musical con el espectáculo de entretiempo, que incluso podría ser más importante que una presentación en los Grammys o los American Music Awards.

Con la reciente victoria del ahora legendario Tom Brady, y sus New England Patriots, parece ser un buen momento para hablar sobre este deporte. El fútbol americano (o simplemente football para los estadounidense) se ha convertido en algo más que un deporte de ese país. Incluso hay una Federación Internacional de Fútbol Americano (IFAF) con 64 países miembros que abarcan América del Norte y del Sur, Europa, Asia, África y Oceanía, todos los cuales tienen sus propias federaciones. Por lo tanto, ya no se puede hablar del fútbol “americano” como un deporte solo estadounidense, y como tal, sus normas, reglamentos y tendrán que ser adaptados al país en el que se juega.

En América Latina, a muchos les sorprenderá saber que México tiene una larga historia con el fútbol americano que se remonta a 1896. La nación latinoamericana es uno de los tres países, junto a EE. UU y Canadá, con una verdadera liga profesional que paga a los jugadores suficiente dinero para que sea un trabajo a tiempo completo durante la temporada. A pesar de que solo hay una nación en los lares latinos que practica el deporte profesionalmente, su popularidad está creciendo gradualmente en todo el continente con un número masivo de espectadores cada temporada, y aún más durante el Super Bowl. Si tenemos en cuenta que 16 de los miembros de la IFAF son países de habla hispana (desde España a la mayoría de los países de América Latina), podemos ver cómo este es un mercado en crecimiento, tanto en términos de entretenimiento y como un área de especialización en la industria de la traducción. Por lo tanto, si están recién aprendiendo acerca de este deporte o necesitan trabajar con este tipo de terminología en el futuro, esta es una introducción a sus términos más comunes.

Vamos a empezar con el jugador más popular o posición en el juego, el quarterback, conocido como mariscal de campo o pasador. Si continuamos por el campo de juego, nos encontramos con: Center: centro; cornerback: esquinero; down: oportunidad; end zone: zona de anotación, zona final o, depende del contexto, detrás de las diagonales; fullback: corredor de poder; fumble: balón suelto, balón perdido (por un jugador que no ha sido derribado o tacleado—en inglés: tackled); halfback: corredor rápido; interception: intercepción; kickoff: saque inicial, patada de salida o inicio de partido; scrimmage: línea de golpeo; y finalmente touchdown: anotación. Este es solo un avance de la gran cantidad de terminología en este deporte, lo que podría ser útil cuando deseen ser parte del juego.

Etiquetas: