Ha llegado ese momento. La compañía finalmente ha dado el valiente paso hacia el mundo globalizado y extiende su mercado a nuevas audiencias.

Entre el ajetreo, alguna previsora mente cae en cuenta de que debe extenderse la alfombra roja a los nuevos visitantes, es decir, hay que traducir el material de marketing. Y es aquí donde nos encuentra este relato, hay que buscar una de . Pero ¿cuál?, ¿cómo debe ser?.

Permítanme ofrecer 3 características clave que querrán encontrar en sus aliados de traducción y localización, pues dar este paso es, como notarán, más decisivo de lo que pudieran haber estimado.

  • Testimonios: porque, es verdad que, lograr un tal nivel de aprecio y satisfacción en sus clientes como para que salgan de sus agitadas agendas para escribir una reseña sobre el servicio ofrecido, es un honor no menor. La opinión de los clientes que ya han utilizado estos servicios, puede dar más fe de la , que la mejor campaña de marketing.
  • Rapidez: y sinceridad. El tiempo es el incomparable recurso no-renovable. Hemos de cuidar quien cuida nuestro tiempo y también, no pretende lo imposible. Una agencia que arriesgue perder un proyecto antes que prometer una fecha de entrega a la que NO llegará con la calidad y resultados esperados, es una buena aliada que merece un lugar permanente en el equipo.
  • Buenas tarifas: porque extender el horizonte es un negocio exigente. Se necesita una agencia que reconozca el valor de la fidelidad y que esté más interesada en generar una alianza que una ganancia.

Si tan solo hubiera una así, a la vista… Afortunadamente, es muy fácil llevarme la contraria, y pueden ir a confrontar la evidencia en la que me apoyo en este enlace, donde encontrarán reseñas de algunos de nuestros generosísimos clientes recurrentes. Aunque esté en inglés, las estrellas hablan por sí solas.

Con respecto a la y las buenas , quedan oficialmente invitados a pedir una cotización gratuita en este mismo instante y uno de nuestros (decentemente) simpáticos agentes de cuenta será afortunado al atender su necesidad.

Etiquetas: