Sin duda alguna y como ya hemos abordado en publicaciones anteriores, el constante y creciente auge tecnológico ha ido dando lugar al surgimiento de palabras nuevas. Por supuesto, y en línea con la en la que nos vemos inmersos, los hispanohablantes hemos ido tomando dicho vocabulario y, en muchos casos, adaptándolo a nuestro idioma. De la misma forma, la (RAE) tampoco ha escapado del tratamiento de este vocabulario latente en continua expansión.

Así pues, y aunque a muchos les resulte difícil de asimilar, la RAE ha admitido como válidos e incorporará al en la próxima edición de octubre de este año el uso del sustantivo wasap (mensaje gratuito enviado desde la aplicación WhatsApp) y del verbo wasapear (intercambiar mensajes por WhatsApp). No solo ello, también admite las adaptaciones guasap (guasaps, en plural) y guasapear, aunque sí aclaran que es preferible el uso con las formas “w” a fin de mantener y no perder la referencia a la marca, y a que estas son adaptaciones más coloquiales.

Por el mismo estudio se encuentra el selfie, que ya se presenta como un firme candidato a ser incorporado por la Real Academia Española, después de haber sido elegido como la palabra del año 2013 por el Diccionario de Oxford. Si bien ya hemos visto en varios escritos el uso de este anglicismo, la RAE todavía no lo ha incorporado al diccionario, de hecho, recomienda el uso de la palabra autofoto o autorretrato que son formas correctas y posibles de sustituir el anglicismo, sin necesidad de destacarlas con comillas ni cursivas. Asimismo, advierte que si se prefiere emplear el vocablo selfie lo adecuado es destacarlo en cursiva o entre comillas.

Así, vemos cómo constantemente la tecnología invade todos nuestros ámbitos y transforma nuestro diccionario. Como traductores, debemos estar alertas a todos los cambios que se presentan y adelantarnos a los que se avecinan. Sin dudas, toda una evolución para la lengua española y, en consecuencia, para nuestra profesión.

Etiquetas: