El inglés se caracteriza por la , es decir, el de conectores () y la (así como el asíndeton), es decir, omitir para dar vigor al concepto. El se caracteriza por la hipotaxis, es decir, el uso de proposiciones (subordinación).

La es expresar por el negativo, para dar objetividad y frialdad.
El inglés contemporáneo favorece la parataxis, con su uso de la yuxtaposición, y el asíndeton, con su uso de la , en detrimento de la hipotaxis.

El español tiende a construir su dentro y fuera de la en un entramado hipotáctico más complejo y prefiere la subordinación a la coordinación.
La ausencia de unión gramatical explícita entre elementos oracionales es una característica cada vez más frecuente del inglés. La característica ausencia de enlace entre oraciones y entre sus se ve facilitada por la función articuladora que en inglés desempeñan participios y gerundios.

Etiquetas: